La rentabilidad de la vivienda en Valencia dobla la media estatal

La rentabilidad de la vivienda en Valencia dobla la media estatal

El perfil predominante de inversor es el de pequeño ahorrador que decide comprar un piso para ponerlo en alquiler

ELÍSABETH RODRÍGUEZValencia

Comprar un piso en Valencia para colocarlo en el mercado del alquiler sale el doble de rentable que en la mayoría de ciudades de España. Así se desprende del informe presentado ayer por la inmobiliaria Tecnocasa, donde se indica que la rentabilidad bruta anual ronda el 7,9% frente al 4,1% de la media estatal, según los datos del Banco de España.

Esta diferencia de rentabilidad se debe a que los precios de venta en la capital del Turia empezaron a encarecerse tres años más tarde que en el resto de España mientras que el alza del alquiler ha llevado un ritmo muy superior, según explican desde la compañía.

Cabe señalar que la mayoría de los inversores -el 54,5% del total- son pequeños ahorradores entre 25 y 44 años que deciden comprar un piso para ponerlo inmediatamente en alquiler y sacar rentabilidad a su dinero. A este perfil le sigue el del comprador entre 45 y 54 años, que copa el 29% del total. Aquellos con más de 55 años suponen el 12,7% de los inversores en la ciudad de Valencia. Por lo que respecta al tipo de pisos, se trata, en la mayoría de casos, de inmuebles de segunda a mano adquiridos con el propósito exclusivo de arrendarlos.

Según el informe, una persona que cuente con algunos ahorros puede obtener una renta por el alquiler «muy por encima» a la cuota anual del préstamos hipotecario. A modo de ejemplo, por un inmueble de 89.000 euros, con unos ahorros que cubran el 20% del valor de tasación de la vivienda, a un interés anual del 3% a 25 años, la cuota anual del préstamo sería de 4.052 euros, mientras que la renta anual al alquilar el inmueble subiría a 7.032 euros, con una diferencia de 2.980 euros.

Por otro lado, según indica el estudio, el tiempo estimado para recuperar la inversión en el inmueble, es decir, el número de años necesarios para obtener la cantidad desembolsada en la compra con el importe anual del arrendamiento se sitúa en 13 años.

En cuanto al peso de los inversores dentro del total de compradores, el porcentaje es del 37,7%. Se trata de una proporción mayor a la media nacional, donde los perfiles que adquieren un inmueble para ponerlo en alquiler copan el 26,5% de todas las operaciones. Pese a que la tasa es mayor en Valencia, lo cierto es que su peso ha disminuido respecto a 2017 y 2016, cuando los inversores copaban el 44,5% y e 39.2%, respectivamente. Según el responsable del Grupo Tecnocasa en Aragón y la Comunitat, Carlos Alonso, esta disminución de inversores en el mercado inmobiliario «se debe al encarecimiento de la vivienda», que cifró en un 13,74% en el primer semestre.

Niveles de 2011

Así, los precios en la capital valenciana estarían a niveles de 2011, mientras que el alquiler ha subido un 16,91% respecto al mismo periodo de 2017. Con todo ello, el alquiler medio se sitúa en 586 euros al mes frente a una cuota de 338 euros de hipoteca por un inmueble de las mismas características.