Rafael Torres, vicepresidente de la patronal nacional del pequeño comercio

Rafael Torres, presidente de Confecomerç CV./J. SIGNES
Rafael Torres, presidente de Confecomerç CV. / J. SIGNES

El empresario valenciano, presidente de Confecomerç CV, sustituye a Isabel Cosme en el Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Comercio

LAURA PAVÍA CALABUIG

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha nombrado a Rafael Torres como nuevo vicepresidente del comité ejecutivo de la patronal nacional del pequeño comercio. De esta manera, el presidente de la patronal valenciana Confecomerç CV sustituye a Isabel Cosme, a quien ya relevó hace cerca de un año al frente de Cecoval, en plena fusión con Covaco.

Torres, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, destaca la digitalización de los comercios como uno de los mayores retos. Para el empresario, es determinante que «el gobierno vigente sea consciente de la importancia que los comercios tenemos como sector estratégico» ya que hasta ahora «no ha sido así a pesar de suponer más del 12% del PIB y contribuir de manera notable y estable al empleo».

En este sentido, el presidente de Confecomerç demanda una mayor inversión en el comercio para que este pueda innovar y hacer frente a «los cambios drásticos que sufre el sector, que acabará siendo desplazado por las nuevas tecnologías si no se ponen medidas».

Periodos oficiales de rebajas

En este sentido, Torres señala la regulación de los periodos oficiales de rebajas como otro de los retos a los que tendrá que hacer frente, ya que «el modelo de grandes descuentos permanentes no es viable ni rentable para ningún negocio, ya sea grande, pequeño o mediano».

Otra de las líneas que el nuevo vicepresidente de la CEC ve necesario abordar es la de la venta ilegal. «Hay que dotar de medios jurídicos, policiales y planes de actuación coordinados tanto a nivel local como nacional», expone Torres, quien señala que el mayor problema «no son los manteros, sino también la competencia ilegal, los 'show rooms' y las falsificaciones».

Por otro lado, el presidente de la patronal del comercio valenciano destaca la tributación de la venta online como uno de los mayores problemas a los que el comercio debe hacer frente. «Que alguien desde cualquier parte del mundo pueda vender un producto sin pagar impuestos implica que tenga ventajas respecto a los que sí que lo hacemos», lamenta Torres, quien señala a «las grandes plataformas que actúan online».

Llamada a la autocrítica

Pero Torres no sólo mira hacia fuera, sino que es consciente de la importancia de «ser autocríticos e impulsar desde las organizaciones la digitalización de nuestros asociados». «Debemos ser un vehículo que ayude a resolver este proceso y que explique que no es sólo crear un web, sino hacer un negocio digital complementario a una tienda física, con todo lo que ello implica», señala.