El Puerto de Valencia supera a Bremen y pasa a ser el cuarto de Europa en contenedores

EFE

Valencia. El Puerto de Valencia se ha convertido en la cuarta instalación de Europa en tráfico de contenedores, con una canalización de 1.355.026 TEU, y ha superado al puerto alemán de Bremen, que manipuló 1.241.690 en el primer trimestre, según un comunicado de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Esta tendencia se ha consolidado durante el mes de abril, ya que de desde enero los tres puertos gestionados por la Autoridad Portuaria han manipulado 1.807.510 TEU, cifra que representa un crecimiento del 11,05%. Los contenedores llenos aumentan un 8,58% durante este periodo debido a los buenos registros de las importaciones, que suben un 8,89%; las exportaciones avanzan un 3,76%, y el tránsito se incrementa un 10,39%. Por su parte, los contenedores vacíos experimentan un alza del 19,74%.

Estas cifras confirman la tendencia que empezó a vislumbrarse durante 2018, cuando en datos mensuales, Valenciaport superó a Bremen en los meses de mayo, noviembre y diciembre. Respecto el tráfico total, Valenciaport ha manipulado 26.842.013 toneladas en el acumulado entre enero y abril, con un crecimiento del 8,39 %, y con una bajada en 0,57 % en mercancía general del comercio exterior, aunque se registran buenos datos en países como Estados Unidos y Arabia Saudí.

La mercancía general no containerizada en el primer cuatrimestre se ha incrementado un 8,39% y un tráfico de 5.081.171 toneladas, entre las que destaca los productos siderúrgicos, con un descenso del 22'88% y un movimiento de 737.000 toneladas; y los automóviles y piezas, con un movimiento de 636.000 toneladas y un alza del 4,46%.

La mercancía general en contenedor ha aumentado un 10,7 %, con la subida del transporte de productos químicos y maquinaria, herramientas y repuestos, mientras que desciende el tráfico de los materiales de construcción elaborados.

Los graneles sólidos mantienen la tendencia decreciente del 10,64 % hasta las 685.208 toneladas, con la bajada del cemento y del clinker, así como los cereales y sus harinas; los graneles líquidos descienden un 27,63 % hasta las 573.020 toneladas.