Los proveedores de Ford acuerdan alternativas al ERTE menos conflictivas

Componentes de vehículos Ford, dispuestos para entrar en la cadena de montaje. / J. MONZO
Componentes de vehículos Ford, dispuestos para entrar en la cadena de montaje. / J. MONZO

SAS Automotive, Aktrion y Plastic Omnium optan por compensar con paros técnicos o formación, mientras Industrias Alegre y Tennecco producen para otros clientes

Á. MOHORTE VALENCIA.

El Polígono Juan Carlos I de Almussafes amanece con las calles despejadas y un alto porcentaje de sus instalaciones paradas. Hoy es el primero de los nueve días que Ford Almussafes cierra sus instalaciones dentro del expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) que concluirá el 31 de enero y que incluye el paro de la planta de motores cuatro días más.

Sin embargo, las empresas proveedoras de la firma del óvalo no han optado de forma general por esta fórmula de ajuste. Por una parte, Gestamp y Magna alcanzaron acuerdos para reproducir lo firmado en Ford, con el abono del 80% del salario bruto y el cien por cien de antigüedad y pagas extraordinarias, y en la consideración de vacaciones flexibles para los tres días de octubre que se paró la producción.

Sin embargo, otras de las principales compañías del polígono, como SAS Automotive, Aktrion o Plastic Omnium se han orientado por soluciones que pasan por incluir esas horas como formación, paros técnicos o jornadas flexibles, según explica el secretario general de CC OO-PV Industria, Javier Galarza. «No todo se puede curar con Paracetamol y agua», explica ante la variedad de circunstancias de las empresas y sus plantillas. Otra vía alternativa es la que también se ha tomado en Industrias Alegre, la empresa de la presidenta del Cluster de Automoción de la Comunitat, Mónica Alegre, según señala CC OO.

Dirección y sindicatos de la tapicera Autotrim no alcanzaron un acuerdo e irán a los tribunales

En ese caso, como en el de Tenneco Automotive o SRG se ha reordenado el calendario de producción para ocupar las jornadas con los pedidos de otros clientes. Fuentes empresariales destacan que las negociaciones no se han caracterizado por la conflictividad por tratarse de una situación impuesta por un cliente en una situación compleja como Ford y porque no se quiere dar ningún paso que pueda repercutir en la posible negociación en las próximas semanas de medidas mucho más duras, ante el anuncio de recortes que realizará Ford Europa. En el mismo sentido, no se quiere dar garantías laborales a partir del 31 de enero, fecha desde la cual se prevé que comience el plan de cierres, recortes y ERE en el continente.

En todo caso, son los que tienen más carga de trabajo repartida entre otras firmas los que disponen de mayor margen de maniobra. Eso ocurre con Faurecia, que hace piezas para Volkswagen, o Lear no han cerrado acuerdo aún y pueden apurar hasta el 15 de noviembre, cuando expira el periodo de consultas, y ocupar al personal en otras funciones.

En términos generales, las empresas con mayoría sindical de UGT (primera en Ford), sí apoyan aplicar el ERTE, aunque en algunos casos se ha elevado el abono de salario bruto al 85%. Distinto es el caso de la fabricante de tapicerías Autotrim, donde UGT es mayoritaria, pero apoya alternativas al ERTE, como hace CC OO. En este caso, hay elecciones sindicales dentro de dos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos