Orihuela, Calpe y Alboraya lideran las subidas de precios en la costa valenciana

Orihuela, Calpe y Alboraya lideran las subidas de precios en la costa valenciana

El norte y el sur de Alicante consolidan su recuperación y el sur de Valencia comienza a mostrar indicios de mejora mientras que Castellón se resiste al encarecimiento

E. R. VALENCIA

Los precios de la vivienda en la costa valenciana continúan su tendencia al alza, según el informe Vivienda en Costa 2018 elaborado por la empresa de valoración inmobiliaria Tinsa. En concreto, Orihuela, Calpe y Alboraya se llevan la palma al ser los municipios que más se encarecieron en el primer trimestre de 2018. En concreto, aumentaron su valor de venta un 16,7%, 16,5% y 14,5%, respectivamente, en comparación a un año antes. También muestran crecimientos por encima del 10% los enclaves alicantinos de Jávea y Altea, ambos con una revaloración del 11,3%.

Por el contrario, aunque con menor intensidad que el año pasado, todavía se registran ajustes de precios a la baja. Según la estadística procedente de tasaciones referente al primer trimestre de este año, los mayores descensos se localizan en Gandia (-5,1% interanual), Canet d'en Berenguer (-4,6%), Almassora (-3,8%), Pilar de la Horadada (-3,8%) y Benicarló (-3,2%).

En la costa de Castellón, la más afectada de España por la acumulación de stock, la red técnica que se ha frenado la tendencia de precios a la baja en las poblaciones más turísticas como Peníscola, Alcossebre y Oropesa de Mar.

El fuerte ajuste sufrido durante los años de crisis sigue estando patente en las diferencias de valor que muchos municipios mantienen respecto a hace una década. En Benicarló, el precio medio sigue estando un 57,4% por debajo del de 2017. El valor tampoco alcanza ni la mitad que hace una década en Oropesa del Mar (-57,2%), La Pobla del Farnals (-56,7%), en la ciudad de Castellón (-54,9%) y en Almassora (-54,4%).

Las expectativas sobre la evolución previsible de precios en el mercado de vivienda vacacional en la Comunidad Valenciana para los próximos meses son optimistas. En todas las zonas analizadas los técnicos esperan que este año los precios tiendan al alza, con la excepción de la costa norte de Castellón, donde se inclinan por un escenario de estabilización.

Fotos

Vídeos