El precio de la sandía cae pese a la menor producción

Muestra en el campo de diversas sandías partidas para apreciar su color. / lp
Muestra en el campo de diversas sandías partidas para apreciar su color. / lp

El extraño hundimiento llega tras subir la demanda por el calor y repercute en otras frutas de verano COAG teme pactos comerciales y pide que investigue AICA

REDACCIÓN VALENCIA.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha anunciado que solicitará a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) que abra una investigación urgente para determinar si existe un pacto entre los principales operadores comerciales para presionar a la baja los precios de la sandía en el campo, lo que sería claramente ilegal.

Como ha ocurrido en años anteriores, la cotización de la sandía se ha desplomado en el campo. COAG cifra la caída en un 74% nada menos, al haber bajado de una media de 31 céntimos por kilo a sólamente 8 la semana pasada. Dicho precio se sitúa además muy por debajo de los costes de producción, los cuales sitúa esta formación agraria en 18 céntimos por kilo.

COAG advierte que si se mantiene esta tendencia, un 30% de la producción podría quedarse sin recoger, puesto que no tendría sentido gastar en ello más de lo que se pueda recuperar por la venta.

Para la organización agraria «resulta inexplicable que las cotizaciones de la sandía se desplomen coincidiendo precisamente con la llegada del calor y el consiguiente aumento de la demanda». La extrañeza es mayor, además, si se tiene en cuenta que este año la producción es algo menor en las principales zonas productoras, ya que a la hora de prever la campaña en muchos sitios de Murcia, Alicante y Almería «no se tenían demasiado clara la disponibilidad de agua para riego», y en otros casos se desistió de plantar ante los pésimos resultados de años anteriores.

Para COAG «queda claro que no están funcionando con normalidad los fundamentos del mercado de oferta y demanda», por lo que «queremos saber el por qué para evitar la ruina de los productores en esta campaña».

Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG, ha dicho que «alguien quiere hacer el agosto en julio» y que los agricultores «están cansados de financiar la utilización de la fruta de verano como producto reclamo por parte de las grandes superficies comerciales».

La caída de los precios de la sandía supone por otra parte un «efecto arrastre» para el resto de frutas de verano (melón, melocotón, nectarina, ciruela, etc...) y ante este panorama COAG ve necesario acudir a AICA para que investigue