¿Es posible reducir la jornada laboral y cobrar lo mismo?

Empleados en sus puestos de trabajo. / lp
Empleados en sus puestos de trabajo. / lp

La patronal tacha de inviable la medida propuesta por Enric Nomdedéu y considera que su aplicación en la Comunitat no es realista

LAURA PAVÍA

La propuesta del secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, de reducir la jornada laboral incluso a tres días para redistribuir el trabajo y conciliar suscita diferentes respuestas. Desde la Confederación Empresarial de la Comunitat (CEV) están de acuerdo en que «las nuevas tecnologías han favorecido una nueva organización del trabajo focalizada en objetivos y no en un presentismo que no tiene sentido» pero, para la patronal, la medida no es «realista ni aplicable en la Comunitat, al menos actualmente».

Por su parte, los sindicatos, a falta de conocer los detalles, se muestran optimistas y ven «factible y necesaria» esa posibilidad, siempre y cuando los salarios de los trabajadores no se vean perjudicados.

En este sentido, el secretario general de CC OO -PV, Arturo León, señala que «si el cambio tecnológico de los puestos de trabajo viene acompañado de un incremento de la productividad», esa reducción de la jornada laboral se puede ver compensada con un reparto del trabajo.

León mantiene que, por este motivo, la medida debería llevarse a cabo «sin que cayesen los salarios de los empleados», con lo que la secretaria de Acción Sindical de UGT-PV, Lola Ruiz, está de acuerdo. En la misma línea de no reducir el poder adquisitivo de los trabajadores, Ruiz indica que «para contrarrestar los efectos de la robótica, lo más conveniente sería un reparto del empleo reduciendo el número de horas», aunque apuesta por una transición progresiva. «Habría que plantearse una reducción a seis horas y luego ir avanzando», señala, «para evitar el rechazo de la patronal». «Casi todo el mundo lo verá como algo escandaloso e inviable, pero será cuestión de adaptarse. Esto pasa con todas las medidas que rompen barreras», advierte.

Incentivos públicos

En cuanto a cómo afectaría este incremento del gasto a las empresas, ambos sindicatos están de acuerdo en que se vería compensado con el aumento de la productividad de los trabajadores y con la que aportan la digitalización y robotización. Además, Ruiz advierte de la necesidad de que la Administración aporte ayudas encaminadas a que las empresas redistribuyan el tiempo de trabajo.

Ambos sindicatos defienden que la reducción de la jornada laboral, unida al mantenimiento del salario actual, supondría un beneficio para la economía. «Si la ciudadanía dispone de más horas para conciliar la vida familiar y el ocio, puede consumir más bienes y servicios», argumentó Ruiz. Para Arturo León, «tener más días libres podría dar lugar a que la gente tenga una residencia de ocio y otra de trabajo, lo que resulta beneficioso desde el punto de vista del turismo de interior».