Los pensionistas podrán contratar los viajes del Imserso en dos semanas

Un grupo de jubilados, en un viaje del Imserso./Félix Morquecho
Un grupo de jubilados, en un viaje del Imserso. / Félix Morquecho

El próximo lunes se firmará el contrato de adjudicación de los tres lotes del programa que beneficiará a unos 900.000 jubilados

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La incertidumbre en torno a los viajes para la tercera edad que cada año lleva a cabo el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) llega a su fin. Los pensionistas podrán empezar a contratar sus vacaciones en apenas dos semanas y a partir de la segunda quincena de octubre podrán estar ya disfrutando de unos días de asueto, según informó este viernes en un comunicado el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El Imserso firmará el próximo lunes el contrato de adjudicación de los tres lotes que integran el programa de Turismo Social. Sigue de esta forma los plazos establecidos por la ley de contratos públicos, una vez que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales desestimó el pasado 9 de septiembre el recurso interpuesto por Mundosenior –la UTEintegrada por Halcón Viajes (Globalia) y Avoris (Barceló)– contra el proceso de licitación. Queda por resolverse, no obstante, el recurso presentado por Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ante la Audiencia Nacional para que se corrijan los requisitos técnicos y económicos, aunque no afecta ni paraliza a la actual campaña. La patronal hotelera denuncia que les «obligan a trabajar a precios por debajo del coste real del servicio».

El Imserso publicó el pasado 29 de agosto en la Plataforma de Contratación del Sector Público la adjudicación definitiva del concurso, ratificando el reparto provisional de los tres lotes que integran este programa y que fue comunicado a principios del mismo mes. De esta forma, el Lote 1 (costas peninsulares) fue adjudicado a Mundiplan, formado por Iberia, IAG7 y Alsa, mientras que los lotes 2 (que comprende la costa insular) y 3 (turismo interior) fueron a parar a Mundosenior.

El Imserso comenzará el lunes a remitir una carta personalizada a todos los solicitantes para indicarle qué fecha exacta se les asigna. Se estima que unos 900.000 mayores se beneficiarán de este programa para viajar a destinos de la costa como Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña; para conocer las islas Baleares o Canarias, o para adentrarse en el turismo de interior, donde ofrecen circuitos culturales, turismo de naturaleza, así como viajes a capitales de provincias. Éstas últimas son precisamente las plazas más demandadas y por eso en esta campaña se han incrementado en un 7%, según explica el Instituto.

El precio de los paquetes varían en función del destino y la duración de la estancia, que puede ser entre cuatro y 15 días. Los más caros superan los 600 euros y son los paquetes combinados de 15 días a Canarias, mientras que por poco más de 100 euros pueden viajar cuatro días a una capital de provincia.

Los viajes incluyen alojamiento en régimen de pensión completa o de media pensión, transporte de ida y vuelta, póliza de seguros colectiva, servicio de medicina general y programa de animación socio-cultural.

1.142 millones de coste

El 65% de los pensionistas que participan en el programa de viajes del Imserso cuenta con una pensión inferior a los 1.050 euros al mes, según precisa el Imserso, que anuncia que este año, como novedad, existe una reserva del 1% de las plazas subvencionadas al 50% para las personas que tengan recursos económicos iguales o inferiores a las pensiones no contributivas de jubilación o invalidez del sistema de la Seguridad Social.

El presupuesto del Programa de Turismo Social para las temporadas 2019/2020 y 2020/2021 asciende en su totalidad a 1.142 millones de euros (IVA no incluido), cifra que incluye tanto la aportación del Imserso (que supone el 20,39%) como la de los beneficiarios (79,61%). Desde el Ministerio defienden que esta iniciativa «no solo proporciona a las personas mayores (pensionistas del Sistema de Seguridad Social y otras personas beneficiarias) la posibilidad de disfrutar de turnos de vacaciones a un precio reducido», sino que «también tiene un efecto dinamizador para la economía del sector hotelero durante la temporada baja turística».