El desembolso para acogerse al nuevo convenio para parados será de más de 6.500 euros

El desembolso para acogerse al nuevo convenio para parados será de más de 6.500 euros

Así lo estima UGT, que considera que esta medida tendrá «muy pocos» beneficiarios y pide eliminar el límite de edad

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

«Positiva pero insuficiente y muy escasa». Así califica UGT en un comunicado hecho público este miércoles el nuevo convenio que pondrá en marcha el Ministerio de Trabajo para beneficiar a los parados de la crisis, con el objetivo de que puedan recuperar hasta dos años de cotización y no les suponga así una merma en la pensión. Pero será solo para aquellos que tengan ahora entre 35 y 43 años y que hayan estado al menos tres años sin empleo durante el periodo de la recesión (entre el 2 de octubre de 2008 y el 1 de julio de 2018).

Precisamente este límite de edad es una de las mayores críticas que hace el sindicato, que pone en duda que se haya escogido ese grupo precisamente porque sea donde menos posibles beneficiarios pueda haber. «¿Hay personas desempleadas de más categoría y necesidad que otras que no están en ese grupo de edad?», se pregunta. Por eso, pide que se elimine este requisito de edad para que todas las personas que hayan sufrido un periodo largo de desempleo durante la crisis puedan acogerse a este convenio.

Pero además considera que se trata de una «medida muy escasa» porque permite una «minoritaria rebaja» en las cotizaciones del convenio especial, hasta el punto de que -a juicio del sindicato- la aportación «supone meramente la posibilidad de pagar esas cotizaciones», que tendrán un coste para el que se acoja de más de 6.500 euros para cubrir la base mínima de los dos años. En este sentido, UGT critica la «equidad de esta medida», ya que estima que serán «muy pocos» los que tengan recursos suficientes para acogerse a este convenio. A su entender, «beneficiará a los (pocos) más favorecidos, los que ahora mantengan unos niveles de ingresos razonablemente elevados, mientras que aquellos que han conseguido volver con grandes dificultades y bajos salarios al mercado laboral no podrán optar a ella».

De igual manera, critican que no se explica si esa pequeña reducción se compensará a la Seguridad Social con cargo a los Presupuestos Generales del Estado o si, por el contrario, irá con cargo específico a la Seguridad Social, con lo que la pagarán el resto de los cotizantes, en lugar de ser dotada por el Gobierno.