El peligro de la (escasa) inteligencia artificial

La inversión en inteligencia artificial está al alza en el mundo, pero no con las mismas ganas en todas partes. Si atendemos a los datos del informe elaborado por la Comisión Europea sobre datos de 2018, el gasto por parte de las empresas privadas en el desarrollo de este tipo de tecnología supera ya los 12.000 millones de euros en Estados Unidos y Canadá, a la cabeza de la inversión en el mundo. De lejos le sigue Asia, donde el desembolso es de 6.500 millones de euros. Mientras tanto, en Europa se va aún mucho más retrasado tras destinar 3.500 millones de euros en la materia. Aunque en abril de 2018 25 estados miembros de la Unión Europea, entre los que se encuentra España, acordaron cooperar en este campo, lo cierto es que los pasos hasta ahora han sido escasos.