La patronal encarga un estudio sobre costes energéticos para calmar a la cerámica y el textil

Trabajadores en las instalaciones de una fábrica azulejera. / juan j. monzó
Trabajadores en las instalaciones de una fábrica azulejera. / juan j. monzó

Antonio Garamendi se compromete a mantener la neutralidad de la CEOE tras enfadar a la industria valenciana por criticar la reforma gasista

I. HERRERO

valencia. La patronal estatal dio carpetazo ayer al enfado del clúster cerámico (Ascer, Anffecc y Asebec) y la industria textil valenciana por las críticas del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a la reforma del sistema gasista planteada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La reunión promovida por el presidente de la CEV y vicepresidente de CEOE, Salvador Navarro, para reconducir la situación se saldó con el encargo de un informe sobre los costes energéticos y gasísticos que afectan a la industria, en el que colaborarán empresas valencianas.

Al encuentro asistieron, además de Garamendi y Navarro, el presidente de Femeval y vicepresidente de CEV y Cepyme, Vicente Lafuente, y los dirigentes de las patronales españolas de fabricantes de baldosas cerámicas (Ascer), Vicente Nomdedeu; Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc), Joaquín Font de Mora; Maquinaria y Bienes de Equipo para la industria cerámica (Asebec), Juan Vicente Bono, y del Consejo Intertextil, Càndid Penalba.

Penalba, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, valoró el compromiso de Garamendi de «mantener la neutralidad» de la CEOE ante la reforma gasista que prepara Competencia, crucial para sectores indutriales como la cerámica y el textil.

Además de mostrarles su respaldo, acordaron colaborar en la realización de un estudio sobre los costes energéticos y con el que, según Penalba, buscan «demostrar que los peajes que paga la industria española superan a los de países como Francia o Italia» y se sitúan un 45% por encima de la media de la UE.

Desde Ascer, que en su día exigió una rectificación a Garamendi, destacaron ayer su compromiso de «ser neutral en este asunto de envergadura para el futuro de la competitividad del sector cerámico» y su posicionamiento como «defensor de la industria», con intereses comunes.

Para los azulejeros, la reunión sirvió «de punto de partida para sentar las bases de una colaboración y disponibilidad máxima», que se concretará en ese informe sobre los costes energéticos que urgen a reducir. Para el clúster cerámico, el gas natural es su fuente de energía principal. Consume la mitad del gas industrial y doméstico de la Comunitat y el 7% del gas industrial de España.