Los motores de la economía valenciana, en alerta ante un 'brexit' sin acuerdo

Dos británicos disfrutan de su tiempo libre en un bar de Dénia. /Tino Calvo
Dos británicos disfrutan de su tiempo libre en un bar de Dénia. / Tino Calvo

El turismo, las exportaciones y el sector inmobiliario coinciden en destacar su preocupación tras la paralización del parlamento británico

LAURA PAVÍAVALENCIA

La posibilidad de un 'brexit' sin acuerdo siempre ha sido una preocupación real en la Comunitat por cómo afectaría a su economía. Un temor que se incrementó tras la noticia de la suspensión del Parlamento británico por petición de su primer ministro, Boris Johnson, para evitar que su plan de salirse de la Unión Europea se viese frustrado.

La reina Isabel II aceptó el pasado miércoles la propuesta de Johnson de cerrar el año parlamentario en la segunda semana de septiembre e iniciar otro curso el 14 de octubre. Esta medida reduce el número de jornadas de las que disponen los diputados de la oposición para bloquear el 'brexit' abrupto.

Si hay algo en lo que coinciden los principales sectores de la región es que la Comunitat sería la más afectada, ya que la salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo golpearía a los principales motores de la economía valenciana, es decir, al turismo, a las exportaciones y a la inversión en vivienda por parte de los británicos.

Así lo perciben también los expertos de cada uno de estos sectores, quienes advierten del peligro de este escenario.

La consultora internacional de Hernández Sánchez Asesores, Noelia Hernández, señala que este panorama «va ligado a la incertidumbre» ya que «la evolución de la libra afecta a los sectores principales de la Comunitat», lo que tendría consecuencias tanto directas como indirectas. Asimismo, la consultora añade que «nadie está tomando medidas para intentar disminuir el impacto que esto puede tener».

Por su parte, desde la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), advierten de que «si un proceso de integración económica planificada impulsa sinergias sobre la actividad, la inversión y el empleo, un proceso de salida abrupto penalizará a las economías afectadas».

Además, desde la CEV aseguran que la economía más perjudicada por un 'brexit' duro será, «sin lugar a dudas», la británica y, «a mayor distancia», aquellas economías y regiones que «mantienen dentro de la UE relaciones comerciales y de inversión con el Reino Unido».

«Las empresas que han podido ya han establecido planes de contingencia»

Asimismo, añaden que la Comunitat, dado que mantiene unas relaciones comerciales directas e indirectas y es uno de los destinos principales para el turismo vacacional y residencial británico, será una de las regiones europeas más afectadas por el 'brexit'.

Las instituciones y las empresas que han podido ya han establecido planes de contingencia para este desenlace, según aseguran desde la patronal. Sin embargo, una salida sin acuerdo introducirá obstáculos arancelarios y no arancelarios que afectarán a gran parte de nuestro sector manufacturero y agroalimentario.

Es por ello que la patronal insiste en la necesidad de que «todas las partes implicadas se esfuercen en alcanzar una salida ordenada».

TURISMO «El consumo vacacional se contraerá con una salida abrupta»

Uno de los sectores a los que afecta la posibilidad de una salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo es el turístico. El que es uno de los pilares de la economía valenciana se encuentra ahora mismo «en un escenario absolutamente inédito», según lamenta la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec), Nuria Montes.

«El turismo ha demostrado su potencia en momentos muy difíciles como la crisis»

La responsable asegura que «el turismo es una actividad económica que ha demostrado su potencia en momentos muy difíciles, como la crisis de 2007» y añade que es el sector que «mejor ha soportado las adversidades». No obstante, advierte de que «si el 'brexit' sin acuerdo se produce el 31 de octubre, podría haber un periodo de shock de hasta seis meses de contracción del consumo en el turismo».

Según la secretaria general de Hosbec, este proceso afectará a la economía de los británicos, a su poder adquisitivo «y a su capacidad de gasto y de salir de vacaciones».

A pesar de ello, desde Hosbec aseguran que siguen «recibiendo reservas para el próximo invierno». No obstante, apuntan que mientras a cierre de julio del año pasado vendieron 50.000 paquetes de viajes para el invierno 2018-2019, a cierre del mismo mes de este año vendieron 45.000. «No nos parece un dato preocupante porque partimos de cifras de máximos de reservas británicas», señala Montes.

EXPORTACIONES «Los cambios en la libra encarecerán los productos españoles»

Entre enero y mayo de este año las ventas de la Comunitat a Reino Unido aumentaron en 1.125 millones, es decir, un incremento del 6,5% respecto al año anterior, según un informe de la Cámara de Comercio de Valencia. Este aumento rompe con el comportamiento de los dos años anteriores, en los que las ventas se contrajeron el 24,1%.

El aumento de las exportaciones fue fruto del acopio ante el temor a una salida forzada

No obstante, la recuperación fue muy moderada y sólo supuso un 20% de la caída de las ventas registradas en los dos años anteriores. Además, esta mejora se debe básicamente al acopio de bienes de consumo y manufacturados de las empresas británicas por temor a un 'brexit' duro.

Así, esta recuperación se concentró en aquellos productos cuya venta cayó de forma más acusada tras el anuncio del 'brexit' en junio de 2016, es decir, los productos cerámicos, el vidrio y sus manufacturas, abonos, manufacturas de hierro, acero y plástico, cereales y conservas, textiles y productos farmacéuticos. Según la consultora internacional de Hernández Sánchez Asesores, Noelia Hernández, «los aranceles y las limitaciones más los cambios en la libra encarecerán los productos españoles y los hará menos competitivos».

Ford fue la empresa ubicada en la Comunitat que más se vio afectada por la caída de las exportaciones al Reino Unido en 2017 y 2018, sufriendo un retroceso del 28% de las ventas de automóviles y de casi el 100% en el caso de los motores.

INMOBILIARIO «La caída de la moneda dificultará invertir en viviendas»

El colectivo de comerciantes británicos de Benidorm alertó de que, si se precipita el 'brexit' duro, muchos de los residentes que no tienen formalizada su situación en España se verán en una situación «de vulnerabilidad», según Europa Press, con lo que Noelia Hernández se muestra de acuerdo.

«Los ciudadanos pasarán a necesitar permisos de residencia si se da este escenario»

«Al dejar de ser un territorio de mercado único no habrá libertad de movilidad», advierte Hernández, quien añade que «los ciudadanos dejarán de disfrutar de un estatuto comunitario que incluye sanidad pública, entre otras, y necesitarán permisos de residencia», lo que afectará a la inversión en viviendas por parte de los ciudadanos británicos.

Además, Hernández añade que «esto dañará el sistema financiero británico, será difícil conseguir hipotecas y la caída de la libra encarecerá la inversión».

La presidenta de la Asociación de Comerciantes Británicos de Benidorm, Karen Cowles, lamentó que están viviendo «con incertidumbre y preocupación» la decisión de Johnson de suspender el Parlamento.

Cowles explicó que los británicos que tienen regularizada su residencia en España «están más tranquilos» porque tienen asegurados sus derechos.

No obstante, la presidenta advirtió de que son muchos los que pasan más de seis meses al año en España y, al no tener legalizada su residencia aquí, podrían encontrarse en «situación de vulnerabilidad».

Indignación entre los residentes de Reino Unido por la treta «inconstitucional» de Boris Johnson

R. González. La iniciativa de Boris Johnson de cerrar el Parlamento para evitar el veto a su 'brexit' duro provocó gran indignación entre numerosos residentes británicos en la Marina Alta, que la tildaron de «inconstitucional». Jubilados y trabajadores en activo expresaron su malestar y el temor que les genera las repercusiones de un 'brexit' duro.

La familia Ashton leyó la iniciativa ayer en un diario británico mientras comía en Dénia y arremetió contra la salida de la Unión Europea sin acuerdo. Sus palabras denotaban su falta de confianza en Johnson y la desesperanza ante lo que pueda ocurrir. Según dijeron, «nos encamina al desastre, esto no acabará bien».

Ray, un londinense que tiene como principales clientes a sus compatriotas, señaló que un 'brexit' en esas condiciones hará que haya menos británicos y eso repercutirá negativamente en su economía ya que tendrá menos trabajo. Además, reclamó un segundo referéndum en el que se permita votar a los que están fuera.

Por su parte, Linda insistió en que dejar la UE sin acuerdo es «una estupidez» que afectará tanto a los británicos que están en su país como a los que residen fuera. En su opinión, necesitan otro primer ministro.

Barbar Mullord, que trabaja en Dénia en una taberna inglesa, aseguró que «los políticos se han vuelto locos». Pese a reconocer que marcharse así «será malo», algunos clientes estaban felices porque alguien pone fin a la situación, «tanto si es para bien como para mal».