Los 'millennials' valencianos que degustan insectos

Los 'millennials' valencianos que degustan insectos

La compañía está compuesta por dos jóvenes de Crevillente: un graduado en ADE y un nutricionista, que vieron un nicho de mercado | Insecfit vende por internet más de 23.000 barritas proteicas elaboradas con harina de grillo en sólo cinco meses

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Hay empresas que nacen de manera discreta y que, con los años, se consolidan. Y luego, hay otras que despegan con velocidad desde el minuto uno y generan un auténtico revuelo. Este segundo caso es el que protagoniza la compañía Insecfit, fundada por dos jóvenes de Crevillente hace poco más de un año y que se dedica a la venta de barritas proteicas elaboradas con harina de grillo. En tan sólo cinco meses, la mercantil ha vendido 23.500 unidades, aproximadamente.

Bajo el paraguas del programa Lanzadera de Juan Roig, Gabriel Vicedo y Alberto Mas, dos amigos y exalumnos de la Universidad de Alicante, iniciaron esta 'startup' con un capital inicial de poco más de 30.000 euros. En concreto, la idea surgió de Vicedo -ahora el director general de la firma- a la hora de realizar su Trabajo de Fin de Grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE). «Tenía que crear una empresa que fuera rentable y pensó en los insectos. Un día con los amigos se lo comentó a Alberto Mas, que en ese momento estudiaba el Grado de Nutrición Humana y le pareció interesante la idea. Tiempo después empezaron a pensar qué tipo de producto y de qué manera podían mostrarlo en España», explican desde la mercantil, que se ha convertido en la primera marca española en alimentación con insectos, según confirman desde la propia compañía.

Pero, ¿a qué se debe este éxito en las ventas en un periodo tan corto de tiempo? El fenómeno 'healthy' -saludable, en inglés-, que se mueve con especial fuerza entre las generaciones milenial y con una gran repercusión en las redes sociales y televisión, está detrás de esta revolución. Y, es que, cada vez son más las páginas y los perfiles que fomentan hábitos de vida saludables y que van desde entrenadores personales hasta asesores nutricionales.

La mercantil plantea su entrada en los mercados de Reino Unido, Chile, México y Brasil

Jóvenes que buscan una dieta sana, que se cuidan y que, además, tienen conciencia medioambiental son los clientes potenciales de la compañía. «Nuestro público objetivo se basa en personas deportistas, personas preocupadas con el medio ambiente y la sostenibilidad y que, además, les guste cuidar su alimentación», cuentan desde la firma, que ya registra más de diez mil seguidores en su página de Instagram.

Además, los responsables de la empresa han encontrado un curioso aliado en el popular programa de telerrealidad 'El último superviviente', protagonizado por un ex militar británico (Bear Grylls), y sus frecuentes «meriendas» insectívoras. «Muchos de nuestros clientes conocen las bondades nutricionales de los insectos gracias a este programa. Su uso para la alimentación humana nos permite obtener proteínas de una forma mucho más sostenible, puesto que necesitamos mucha menos agua y emitimos mucho menos CO2 que cualquier granja tradicional», explica Alberto Mas, quien añade que los alimentos no llevan químicos ni conservantes artificiales.

Situación actual y planes

Insecfit se encuentra ahora mismo en KMZero Open Innovation Hub, un centro de innovación en empresas disruptivas en alimentación ubicado en Aldaia. De momento, en la empresa sólo están Gabriel y Alberto, los fundadores, pero su objetivo es seguir creciendo.

«De momento no trabajamos con más insectos que el grillo y solo en forma de harina», un formato que evita el «choque cultural» o la aversión que pueda existir hacia el consumo de este tipo de animales. En concreto, están elaboradas con grillos tailandeses que son posteriormente procesados en Finlandia.

Para este año 2019, les gustaría hacerse con el control del proceso de producción para poder gestionar el producto de primera mano. Además, estudia ahora incluir en su catálogo otros productos derivados del grillo, como la pasta confeccionada con harina de este insecto, otro tipo de suplementos para deportistas e incluso comercializar la harina de trigo en sí misma, para que cada cuál decida cómo cocinarla o en qué otras recetas emplearla. «Nuestro principal objetivo es crecer un 25% en ventas para este año», asegura Mas.

Por lo que respecta a planes de exportación, Insecfit ha vendido hasta ahora en España, pero no descarta salir a otros mercados. «Estamos a la espera de cerrar varias exportaciones como podría ser Reino Unido, Chile, México y Brasil», concreta el especialista en nutrición.

Más