El Ibex-35 se anota su mayor subida desde abril gracias a la banca

Vista de la Bolsa de Madrid. /J. J. Guillén (Efe)
Vista de la Bolsa de Madrid. / J. J. Guillén (Efe)

En rojo han terminado sólo seis valores, el peor de los cuales ha sido Meliá, con un retroceso del 1,98%

CRISTINA VALLEJO

Jornada de fuertes ascensos en el selectivo español. El indicador ha terminado con una revalorización del 1,99%, para dar un último cambio en los 9.167,9 puntos. Se trata del mayor avance para el Ibex-35 desde el 5 de abril, cuando ganó un 2,39%. El índice no se movía por encima de los 9.100 puntos desde el pasado 10 de octubre.

Con ello, la Bolsa doméstica ha sido la más rentable de Europa. A continuación se ha colocado la italiana: su principal selectivo se ha anotado un 1,42%. El Cac 40 francés, por su parte, ha ganado un 1,24%, mientras que el Ftse 100 británico ha avanzado un 1,09%. El Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa se han quedado un poco atrás, con avances de un 0,83% y de un 0,76%, respectivamente.

Para el indicador español ha sido muy importante el comportamiento de la banca, que ha cerrado en positivo en pleno. Ello, después de que a última hora del día de ayer el Tribunal Supremo determinara que son los clientes y no los bancos los que tienen que hacerse cargo del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

De todas maneras, a última hora de esta mañana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba que el Gobierno legislará para que a partir de ahora sean las entidades y no los hipotecados quienes tengan que pagar este tributo.

En todo caso, buenas noticias para los bancos (de momento, mientras las demandas no lleguen a instancias europeas, probablemente): se descarta por ahora el efecto retroactivo, la devolución del impuesto, y podrán repercutir a los clientes con tipos hipotecarios más altos el aumento de sus costes si, como ha anunciado Sánchez, cambia el sujeto pasivo del tributo en lo sucesivo. Lo realmente costoso para las entidades habría sido que hubieran tenido que devolver cuatro años del impuesto de las hipotecas, aunque la primera reclamada hubiera sido la Administración Pública.

Las acciones bancarias se han comportado muy bien en la sesión, pero sus ascensos al término de la jornada eran muy inferiores a los de la apertura. Las incertidumbres siguen presentes. Tanto las del propio negocio bancario por los escasos márgenes como las de este asunto, puesto que las organizaciones de consumidores, partidos políticos y sindicatos prometen seguir con sus reivindicaciones ante la justicia para que sea posible que los hipotecados en los cuatro últimos años recuperen el dinero del impuesto.

CaixaBank ha sido el banco más rentable, con una subida del 4,38%. Mientras, Sabadell, Bankinter y el Santander se han anotado un 2,50%, un 2,42% y un 2,41%, respectivamente. Bankia, por su parte, ha avanzado un 1,79% y BBVA, un 1,73%.

Sólo seis en negativo

Pero ha habido valores que lo han hecho mejor que el sector financiero. Así, Siemens Gamesa se ha anotado otro 6,41%. A continuación se ha colocado Inditex, que se ha anotado un 5,20%. Cie Automotive y Cellnex, mientras tanto, han avanzado más de tres puntos porcentuales.

Entre los grandes valores, también resultados destacables para Iberdrola y Telefónica, que han sumado un 1,54% y un 1,42%, respectivamente. Mientras, Repsol se ha apuntado un 0,86%.

En rojo, Meliá fue el valor que más cayó, con un descenso del 1,98%. Después se situaron Dia y Amadeus, con pérdidas de alrededor de un 1,75%. También Mediaset bajó más de un 1%. Indra y Técnicas Reunidas completaron la lista de valores en negativo, con retrocesos de un 0,28% y de un 0,22%, respectivamente.

Wall Street, al alza

La otra gran noticia del día era el resultado de las elecciones legislativas americanas. Los demócratas han recuperado el control de la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos han mantenido el del Senado. Todo ha salido de acuerdo con lo esperado. Y aunque los analistas anticipaban caídas ante este resultado, puesto que a Donald Trump se le podrían complicar las cosas, sobre todo a la hora de sacar adelante sus medidas, la reacción de Wall Street ha sido alcista. Al término de la sesión europea, el Nasdaq ganaba un 2%, mientras que el Dow Jones y el S&P 500 se apuntaban alrededor de un 1,25%.

Pero al resultado electoral americano sí parece haber sido vulnerable el dólar. La moneda comunitaria ganaba un 0,3% frente al billete verde, para colocarse el tipo de cambio en 1,1463 unidades. El US Dollar Index, que mide la evolución de la divisa estadounidense respecto a la cesta de principales monedas del mundo, bajaba un 0,4%.

Y posiblemente también el mercado de bonos. El interés del bono americano a diez años retrocedía: caía desde el 3,22% hasta el 3,18%.

En el mercado de materias primas, nuevas caídas para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,12% y se movía en el entorno de los 72 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba por octava jornada consecutiva, hasta situarse por debajo de los 62 dólares, mínimos desde el mes de marzo.

 

Fotos

Vídeos