Marca propia para buscar productos más naturales

Renovarse o morir. Esta es otra de las ideas que la familia Marí tiene muy claras. Es por ello que la compañía apostó por dedicar parte de sus esfuerzos a una nueva línea enfocada a la producción de frutos secos ecológicos. Bajo el nombre de Almanut Bio, la firma entró en este segmento hace 10 años. Según la compañía, esta decisión no solo se tomó desde una perspectiva estratégica, y en vista del crecimiento del mercado en Europa, sino también como parte de la responsabilidad social de la empresa. En este sentido, destacan la concienciación en cuanto a la sostenibilidad y el desarrollo de productos más naturales. Ahí es donde se encuentra la diferencia fundamental entre ecológico o bio y convencional, ya que los primeros no pueden ser tratados con abonos, fertilizantes o pesticidas, químicos, solo naturales.