Una manzana es más compleja que un Apple

Juanjo Ferrandis, Benito Orihuel (director general) y Encarna Martí, a las puertas de las nuevas instalaciones. /LP
Juanjo Ferrandis, Benito Orihuel (director general) y Encarna Martí, a las puertas de las nuevas instalaciones. / LP

La firma valenciana Citrosol nació hace más de 50 años para permitir la conservación de la naranja en ruta a otros países | La compañía presume de su liderazgo en España y Perú, prevé alcanzarlo en mercados como el de Sudáfrica, mientras prepara su desembarco en Argentina y EE UU

REDACCIÓN

Los responsables de Citrosol explican el resultado de su trabajo con un juego de palabras en inglés: 'An apple is more complex that an Apple', una manzana es más compleja que un Apple. «Nos dedicamos a los tratamientos y tecnología postcosecha», resume el director general de la firma, Benito Orihuel. «Somos líderes en España y en Perú de este sector, probablemente también lo somos en la cuenca mediterránea y estamos cerca de serlo en Sudáfrica. En siete años hemos doblado la facturación y creado empleo, pasando de unos 50 empleados a los 87 actuales. Nos dedicamos a mantener la frescura de los frutos, contribuimos a que lleguen al consumidor con calidad y sin mermas, disminuyendo en ocasiones con eficacias de dos dígitos el desperdicio de frutas y hortalizas».

Citrosol nació hace más de medio siglo en La Safor, focalizando su actividad en conseguir que los cítricos llegarán a los mercados europeos, y posteriormente a los mundiales, en perfectas condiciones. Con el paso de los años la compañía valenciana ha trasladado su filosofía de trabajo a otros segmentos para mantener la frescura de otros frutos como plátanos, fruta de pepita, pimientos, tomates, aguacates y otras referencias.

Esto ha hecho que el mercado nacional suponga el 60% de las ventas, aunque el segmento exterior mantiene una intensa demanda, creciente en algunos mercados. Así, en países como Sudáfrica, Citrosol posee una cuota de mercado del 30% o en Perú entre el 60-70%. En la cuenca mediterránea Citrosol tiene presencia en países como Croacia, Chipre, Italia, Grecia, Israel, Turquía o Egipto, entre otros. También está en otros importantes países citrícolas del mundo como India, Irán, Pakistán, Tailandia y Vietnam.

La empresa casi ha duplicado su plantilla en los últimos siete años con su expansión

A corto plazo, la compañía valenciana se ha marcado como objetivos los mercados de Argentina y Estados Unidos. En ambos, la apertura viene de la mano del Easy Kit, el último desarrollo de empresa de La Safor, y que se trata de un pequeño laboratorio portátil que permite hacer análisis 'in situ' para mantener homogéneas las concentraciones de uso de Imazalil, Pirimetanil y Ortofenilfenol y evitar problemas de residuos en los frutos.

Para continuar este ritmo, la compañía ha completado la remodelación de su fábrica y edificio de oficinas en Potríes y la puesta en marcha de un nuevo centro de I+D+i. Este ambicioso proyecto, que ha requerido varios años de ejecución, culmina tras una inversión de cinco millones de euros y quiere poner los cimientos para seguir creciendo en los mercados internacionales y consolidar su posición de liderazgo en España.

La ampliación de la fábrica permite duplicar la capacidad productiva y también la logística, ya que se ha levantado una nueva nave con este fin. Además, ese almacenamiento de materia prima es a partir de ahora semiautomático, con el uso de cédulas de carga, sensores, etc. Se han instalado nuevos reactores y otros procesos químicos e incorporado diversos equipamientos. Mejoras en el proceso productivo de fabricación, en el almacén de 'stock', en el taller de equipos de tecnología, en el envasado y en lo que se refiere a la logística.

Del mismo modo, el edificio de oficinas ha sido reestructurado al completo en sus departamentos de Internacional, Administración, Calidad y Registros, Servicios Corporativos, Comercial, Marketing y Dirección. Además, el edificio se ha dotado con una sala de formación modular, con un patio inglés y con un comedor para el personal. Previo a este cambio, se levantó un edificio contiguo a los dos anteriores de la empresa, el centro de I+D+i, que acoge una planta piloto de tratamientos postcosecha, cámaras y laboratorios de ensayo. Este Centro de Tecnología Postcosecha alberga laboratorios de fisiología, química, química-analítica y microbiología, fundamentales para reducir la variabilidad industrial, y obtener la máxima eficacia y homogeneidad en los tratamientos.

Este desarrollo de la infraestructura ha corrido paralelo a un incremento de los recursos humanos. Citrosol está actualmente en 89 empleados, y casi el 10% de los mismos son doctores. Desde la compañía se destaca cómo este aumento progresivo demuestra el salto cualitativo y cuantitativo experimentado en los últimos años por esta firma especialista en soluciones postcosecha: si en 2013 la componían 60 trabajadores, hoy ha aumentado creca del 50%.

 

Fotos

Vídeos