LA MANO QUE COGE LA LUPA

LA MANO QUE COGE LA LUPA
lp

Berta Tomás, presidenta de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado | Licenciada por Valencia, asume como principal objetivo que se equiparen las condiciones de todos sus colegas, sin importar su tipo de especialización

LAURA PAVÍA

La nueva Presidenta de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado tiene marca valenciana. Berta Tomás, nacida en Murcia en 1983, se licenció en Derecho a través de la Universitat de València y actualmente sustituye en el puesto a José Luis Groba López, presidente desde 2015.

Aunque Berta asegura que siempre fue de letras puras, confiesa que dos de sus profesores de derecho tributario despertaron en ella la pasión por el mundo de la Hacienda. Así fue cómo tuvo que decidirse entre prepararse una oposición para entrar en él o ser profesora universitaria. La decisión de decantarse por la primera opción le condujo hasta donde está hoy y, aunque confiesa que nunca imaginó que llegaría a ocupar este cargo, asegura disfrutar con lo que hace y sentirse realizada día a día.

Además, la nueva presidenta explica que lo que le empujó a presentarse como candidata para el puesto fue su experiencia en el Tribunal Económico Administrativo. Berta lamenta la falta de medios y de personal en los tribunales y espera poder hacer algo al respecto a lo largo de sus dos años de presidencia, después de los cuales existe la posibilidad de renovación para permanecer en ella.

Para solucionar este problema, plantea como objetivo principal equiparar las condiciones de los inspectores. Berta explica que aquellos que están en los tribunales reciben menos retribuciones, por lo que otros empleados no están dispuestos a ocupar esos puestos. Como consecuencia, los recursos presentados se acumulan y no pueden avanzar. En esta línea, otro de los objetivos que Berta tiene previsto cumplir en estos dos años es el de mejorar el sistema de incentivos de los inspectores.

En este sentido, expone la importancia de anteponer la calidad a la cantidad de las actuaciones llevadas a cabo. Tomás propone no quedarse en la motivación de ganar más dinero cuantas más actuaciones se procesen, sino trabajar por ser efectivos en la lucha contra el fraude a gran escala más allá de vigilar al pequeño contribuyente. Asimismo, la nueva presidenta pone el foco tanto en conseguir una mayor transparencia para contrarrestar la imagen inaccesible que se tiene de manera generalizada de los inspectores como en alcanzar una mejor comunicación con los diferentes medios.

Berta confía en que este paso profesional afectará positivamente a su vida personal. En este sentido, lo recibe como una gran oportunidad para conocer tanto a personas de otros sectores como a periodistas. Esta interpretación se debe en gran medida a que durante sus tres años como vicepresidenta tuvo la suerte de poder aprender muchas cosas, por lo que cree que es importante abrirse a otros colectivos y no quedarse solo en lo que su trabajo y su entorno más cercano le puedan mostrar.

Desde que aprobó las oposiciones en 2012, la hasta ahora vicepresidenta de la Asociación ha formado parte del mundo tributario y desde 2013 ha sido miembro del equipo del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado. Además, a lo largo de su carrera profesional ha ejercido su actividad en el área de recaudación en la Agencia Estatal de Administración Tributaria y en la Vocalía de IVA del Tribunal Económico Administrativo Regional de Cataluña. Actualmente, Berta es ponente de IVA en el Tribunal Económico Administrativo Central en Madrid (TEAC). Quizás en un futuro se anime a sacarse el doctorado para ser profesora en la universidad, pero de momento asegura estar feliz en su trabajo y cree que se quedará donde está, a pesar de que sea un cargo exigente y con mucha responsabilidad.

El resto de miembros de la Junta de Gobierno seguirá ocupando las mismas responsabilidades. Mientras que, por su parte, el hasta ahora presidente, José Luis Groba López, colaborará y seguirá aportando su experiencia a través de una de las vocalías que integran la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado.

El trabajo de la Asociación de Inspectores de Hacienda se enfoca hacia cuatro objetivos fundamentales entre los que se encuentran el refuerzo de la imagen de profesionalidad de sus miembros, la mejora del actual sistema de objetivos del colectivo, la equiparación de todos los Inspectores de Hacienda y alcanzar una mayor transparencia en el ámbito interno y externo.