La libertad horaria atrae a los compradores al centro de Valencia

Calle Colón de Valencia, la vía más comercial de la ciudad según el estudio. / DAMIAN TORRES
Calle Colón de Valencia, la vía más comercial de la ciudad según el estudio. / DAMIAN TORRES

Un estudio revela que el tránsito de personas por la calle Colón se disparó en junio, el mes de la recuperación de la apertura en festivo

Á. MOHORTEVALENCIA.

La reapertura en festivos de los centros comerciales y grandes superficies de la ciudad de Valencia el pasado junio disparó la presencia de viandantes por las arterias. Después de cinco meses de cierre acordado entre Generalitat y la mayoría de la organizaciones de comerciantes, hizo de ese mes el más concurrido en lo que llevamos de 2018, con un tráfico global de 5.483 peatones diarios, un 10,54% más que el mismo mes del año anterior.

El récord lo registró la calle Colón, donde el aumento fue del 33,67%, llegando a disparar la media diaria hasta los 12.554 peatones, según el informe Big Data sobre el comportamiento del Consumidor en 2017 y durante el primer cuatrimestre de 2018, elaborado por TC Group Solutions. Todo ello en un contexto que, mediando desde enero hasta el 30 de septiembre del 2018, las calles comerciales valencianas han experimentado un aumento del tráfico peatonal del 4,88%, por encima del año anterior.

El estudio establece que la actividad se centró en cinco calles que, sin ser una sorpresa, indica que el comercio físico mantiene su relevancia: despunta la calle Colón que este año alcanza los 11.238 peatones, le sigue Jorge Juan con 7.675, San Vicente Mártir con 6.921, Ruzafa con 6.826 y Xàtiva con 6.581.

El estudio desvela también que desde principios del año pasado, el tráfico de peatones que pasa por las principales calles comerciales de la ciudad de Valencia suma una media de 4.900 personas al día. Además, destaca el impacto del fenómeno del 'Black Friday', el día más transitado en Valencia en 2016, con 7.004 peatones de media. Sin embargo, en 2017 subió a 7.680 peatones, aunque se quedó como el segundo día del año más transitado, superado únicamente por el 17 de marzo, en Fallas, hasta 7.841.

Sin embargo, en el caso concreto de las tiendas y la conversión de la visita en compra en esas calles, estas bajaron el año pasado en el número de transeúntes que lograron atraer hacia sus establecimientos pero aumentaron los visitantes que finalmente compraron en ellas.

Con una media de 373 visitantes diarios, la ratio de atracción de viandantes hacia sus establecimientos bajó del 8,59% en 2016 al 7,79% en 2017. Pero aún así, la ratio de los visitantes que finalmente compra se incrementó del 32,40% en 2016 al 37,69% en 2017.

La utilidad de estos datos es para otorgan «nuevos criterios» de tasación a la hora alquilar un local comercial y pueden ser una «herramienta útil» para negociar el precio del espacio, del mismo modo que lo son las impresiones o los 'clics' en el comercio 'online'. Así, se puede calcular el coste por cliente potencial, según los responsables del estudio.

En la presentación del informe se ha puesto como ejemplo la calle Colón, donde en 2016 se pagaba a 125 euros el metro cuadrado, mientras en 2017 y 2018 ha subido a 130 euros. Sin embargo, el tráfico de personas bajó de más de 14.500 personas en 2016 a 10.376 en 2017 y a 11.238 en lo que va de año, de modo que lo que se paga por oportunidades de venta ha cambiado. Hace dos años se pagaba 2,3 céntimos de euro por cliente, luego 3,3 y este año 3,1.

De este modo, el año pasado, pagaba menos que la céntrica calle Fuencarral de Madrid (4,1 céntimos de euro por cliente) o que la avenida Jaume III de Palma (3,9) pero más que la calle Pelayo de Barcelona (2,7) y la calle Tetuán de Sevilla (2,6). El director de Coto Consulting, Pedro Reig, también hizo un repaso por la evolución de los cambios de consumo y modelos de tienda.

Pese a la aparición de las nuevas tecnologías defendió que «el 'retail' físico está más vivo que nunca» y recordó que grandes plataformas del comercio 'online' como Amazon, JD.Com o Alibaba tienen planes de apertura de miles de puntos de venta en los próximos años. Para lo físico, la tendencia entre los jóvenes avanza hacia una compra 'experiencial', además de gastar más en ocio y estilo de vida.

 

Fotos

Vídeos