La juez reclama 52 millones de fianza para los acusados de las inversiones de la CAM en el Caribe

La juez Carmen Lamela en una imagen de archivo. /R.C.
La juez Carmen Lamela en una imagen de archivo. / R.C.

Lamela reclama el pago conjunto de 37 millones y a los empresarios Ferri y Baldó, 15,5 millones

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado la apertura de juicio oral en la investigación por las operaciones de crédito presuntamente irregulares de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) con la sociedad Valfensal para adquirir hoteles y parcelas en el Caribe respecto de once investigados, entre ellos el exdirector general de la entidad Roberto López Abad y los empresarios Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldó.

La magistrada les requiere para que en el plazo de 24 horas, de forma conjunta y solidaria, presten fianza por un total de 37.333.000 euros por el delito de administración desleal (artículo 295 del Código Penal), y a Ferri y Baldó, además, por otros 15.500.000 euros por delitos contra la hacienda pública (artículo 305 bis). Declara como responsable civil directo de la primera de las cantidades a Caser y como responsable civil subsidaria de ambas fianzas a la sociedad Valfensal.

En el auto de apertura de juicio oral se acuerda el sobreseimiento provisional de la causa respecto de Dolores Mataix y José Manuel Uncio, al no formalizarse acusación el Ministerio Fiscal ni el Fondo de Garantía de Depósitos, y declara a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional como el órgano competente para el enjuiciamiento de los hechos.

Fotos

Vídeos