Un juez impide arrancar campos de almendros con Xylella

REDACCIÓN

valencia. Un juez de Alicante ha denegado a la Generalitat la entrada en dos parcelas de almendros (una en Beniardà y otra en Alcalalí) afectadas de Xylella fastidiosa, con lo que ha frenado las operaciones de arranque del arbolado, como tenía programado la Administración.

Es la primera vez que se produce un auto judicial en este sentido, dentro de la pugna jurídica que vienen planteando múltiples afectados contra la Conselleria de Agricultura, y desde la organización agraria Asaja de Alicante y de Axfa (plataforma de afectados) se ha señalado que los argumentos del magistrado del juzgado nº 2 de Alicante coinciden con los que vienen defendiendo los agricultores. Ambas formaciones agrarias señalan que desde que empezó a extenderse la Xylella en tierras alicantinas «defendemos que la estrategia de erradicación es una medida totalmente desproporcionada, y más teniendo en cuenta que ha pasado un año y nueve meses y que en otros lugares donde existe Xylella desde hace años, como Baleares o Italia, se ha modificado el protocolo de actuación, pasando del sistema de erradicación al de contención, por el cual tan sólo se arrancan los ejemplares infectados», no los de alrededor que están sanos.