Talenmo

La innovación estratégica, única vía para organizaciones ágiles y eficientes.

EXTRA

Vivimos en condiciones de extrema incertidumbre, hoy las ventajas competitivas duran menos y cada vez es más difícil diferenciarse. ¿Cómo podemos mantenernos competitivos? La respuesta es la innovación estratégica. La única vía es la adaptación de estrategias, metodologías de trabajo y estructuras organizativas ágiles para alcanzar la optimización y eficiencia a todos los niveles de la organización. Estos cambios obedecen a la resolución de problemas reales que impactan en la cuenta de resultados.

Es recurrente hablar de la importancia de conocer el valor que nuestros productos y servicios aportan a los clientes, pero igual de importante es saber que no valoran. La mejora y la eficiencia es poner el foco en lo que suma y eliminar lo que no suma, en saber priorizar los segmentos y zonas geográficas, mejorar la forma de llegar a los clientes, alinear a todos los departamentos en la misma dirección, establecer una estructura organizativa que permita desarrollar aquellos procesos facilitadores de los planes marcados.

La mejora de la organización debe hacerse de forma transversal. En Talenmo trabajamos desde la visión única de innovación estratégica contemplando cuatro elementos clave: el talento y la cultura innovadora, la innovación centrada en el cliente, los procesos y las metodologías ágiles y en la implantación de los habilitadores ágiles más adecuados.

Hay un actor fundamental en el éxito de esta innovación estratégica: Las personas. El mejor sistema, la mejor estrategia y los mejores procesos que podamos diseñar no servirán de nada si las personas que integran la empresa no confían en estos cambios. No sólo deben confiar, sino que además los mandos y, por supuesto, los directivos, deben convertirse en los auténticos embajadores de las mejoras aplicadas.

Es un error muy habitual dejar a las personas para el final. Sin embargo, ellas deben ser las primeras que deben estar preparadas para el cambio.

La resistencia al cambio existe y por ello necesitamos de su máximo compromiso para alcanzar resultados.

Las soluciones pasan por trabajar a muy diferentes niveles en la organización. Hay que capacitar a las personas que tienen que dirigir el cambio con metodologías de equipos de alto rendimiento, aportándoles las nuevas competencias digitales que necesitan en el entorno volátil, incierto , complejo y ambiguo del siglo XXI.

Los mandos intermedios también juegan un papel fundamental, son la cadena de transmisión de todos los cambios y no siempre nos preocupamos lo suficientemente por incluirlos en todos los planes de acción, por ello en muchas empresas existe una diferencia abismal entre la visión de la dirección y la visión a partir de los mandos medios.

Son tres los conceptos clave para alcanzar el éxito. Gestionar desde una visión estratégica y orientado al valor, contar con el equipo para desarrollarlo y seleccionar las herramientas necesarias para su despliegue. Mucha gente cree que las herramientas por si mismas son los solucionadores del problema pero nada más lejos de la realidad. Sin los otros dos conceptos, gestión estratégica y personas, las herramientas no funcionan.

Tradicionalmente se ha relacionado la mejora continua con la mejora de procesos en el mundo industrial. Nada más lejos de la realidad. Innovación y mejora continua son dos conceptos íntimamente relacionados y se aplican a absolutamente todos los sectores y departamentos. Actualmente, en Talenmo estamos trabajando en esta línea con empresas de retail, ingenierías o clínicas entre otras. Lo importante es que sean conscientes que deben diferenciarse de la competencia, a partir de ahí le ayudamos a superar los desafíos de la innovación con todo lo que ello conlleva.

La visión global de Talenmo, trabajando a la vez el modelo de negocio, las personas y los procesos es la fórmula perfecta para encontrar las soluciones más ágiles y flexibles para ayudar a alcanzar la estrategia de la empresa en todos los departamentos. El objetivo es ayudar a implantar las políticas de eficiencia organizativa e innovación a través del desarrollo de las personas.