El impago de hipotecas crece en la Comunitat en 2018 hasta encabezar el ranking nacional

Edificio actualmente en construcción en la zona de la Ronda Sur de la ciudad de Valencia. / Damián torres
Edificio actualmente en construcción en la zona de la Ronda Sur de la ciudad de Valencia. / Damián torres

La desaceleración económica revierte la tendencia a la baja que se mantenía hasta ahora, dejando el peor dato en ocho trimestres

Á. MOHORTE

La desaceleración empieza a mostrar una de sus versiones más amargas: las ejecuciones hipotecarias. La Comunitat Valenciana completó 5.087 procedimientos de desahucio, un 3,6% más que un año antes. Así se desprende del informe del Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España que se dio a conocer ayer en Madrid. Esta cifra es el resultado del repunte que se produjo en el último trimestre del año, cuando se registraron 1.831 ejecuciones de hipotecas, un 52% más que en el trimestre anterior y el peor dato desde el primer trimestre de 2016, cuando hubo 1.956.

De este modo, la Comunitat es la que encabeza el ranking de las comunidades autónomas, en un trimestre realmente complicado para las economías domésticas, según se desprende de la estadística. De hecho, a escala nacional, el pasado trimestre ha sido el peor de los últimos siete hasta los 7.258 casos, un 50,24% más que un año antes. El alza ha sido generalizada, ya que se reproduce en trece de las diecisiete autonomías. Detrás de la valenciana están Cataluña y Andalucía, concentrando entre las tres el 59,78% del total de las que se produjeron en España.

En cuanto a daciones en pago, la Comunitat fue tercera tras Andalucía y Cataluña, con 188 operaciones en el cuarto trimestre. Por su parte, España cierra 2018 con unas cifras muy similares a las registradas en 2017, con un total de 6.620 daciones. Todo ello a pesar de que la Comunitat Valenciana ha sido durante el cuarto trimestre la quinta autonomía con el endeudamiento por vivienda más bajo. Si el importe medio de los créditos hipotecarios se situaba en 92.747 euros en la región, en España ascendió a 129.092 euros. Solo Extremadura, Murcia, La Rioja y Castilla-La Mancha presentaron un endeudamiento menor.

En el cómputo global de 2018 los créditos medios por vivienda quedaron fijados en 90.959 euros en el caso de la Comunitat, con un aumento del 7,1%; y 124.333 euros en el caso de la media española, con un incremento del 5,3% con respecto al año anterior. La duración media de los créditos hipotecarios quedó establecida en 270 meses en territorio valenciano, con una subida del 1,1% con respecto al tercer trimestre, y 289 meses en España. Esto significa que los valencianos tardan un año y medio menos en pagar su hipoteca que el resto de los españoles. La valenciana es además la quinta comunidad con menor duración. La cuota hipotecaria mensual quedó fijada en 446 euros de media en la Comunitat Valenciana, con un 26% de porcentaje con respecto al coste salarial. En España la cuota subía a 583 euros y un porcentaje con respecto al coste salarial del 30,4%.

El 49,5% de los créditos hipotecarios firmados de octubre a diciembre de 2018 en la región valenciana incluía un tipo de interés fijo. Se convierte así en la cuarta autonomía con mayor peso de los tipos fijos en las contrataciones. El porcentaje supera al registrado a escala nacional, que con un 40,3% se sitúa muy próximo al máximo histórico. Si observamos el total de 2018, el resultado es similar; mientras en Comunitat Valenciana los tipos fijos alcanzan el 48,2% del total, en el territorio nacional el porcentaje llega al 39,5%.

Un trimestre más, los datos de compraventa de viviendas reflejan una posición dominante de la autonomía en lo que respecta a la actividad inmobiliaria relativa, aquella que mide el número de operaciones en función de su población. Durante el cuarto trimestre se han registrado 3,57 compraventas de viviendas por cada mil habitantes. Exactamente un punto más que la media nacional, fijada en 2,57. En segundo lugar aparece La Rioja (2,98), seguida de Baleares (2,90) y Cantabria (2,87).

En número total de operaciones, la Comunitat Valenciana fue tercera debido a las 17.643 operaciones registradas, solo superadas por Andalucía y Cataluña. Ello arroja una cuota de mercado del 14,6% del total nacional. De las más de diecisiete mil operaciones, 2.167 correspondieron a vivienda nueva y 15.476 a vivienda usada. Por provincias, Alicante registró 8.834 transacciones, Castellón 1.947 y Valencia 6.862.

En toda España se han cerrado durante el cuarto trimestre 120.199 compraventas, lo que supone un descenso del 9,8% con respecto al tercer trimestre de 2018 y un crecimiento del 7,4% en relación al mismo trimestre del año anterior.