Los hoteleros amenazan con despidos si el Gobierno no resuelve «el caos del Imserso»

Usuarios del Imserso. /LP
Usuarios del Imserso. / LP

Las patronales del sector reclaman una prórroga para que el programa arranque en otoño y un nuevo concurso tras las impugnaciones del actual

Laura Pavía
LAURA PAVÍA

El peor panorama posible de los viajes del Imserso cada vez está más cerca. A los retrasos acumulados se une el recurso de Mundosenior contra la adjudicación del programa, que repartió los lotes -islas, interior y costa- al contrario de como se hizo en 2015 y adjudicó a Mundiplan lo que hasta ahora gestionaban ellos, haciendo inservible la estructura creada para optimizar costes.

Aunque ambos grupos negociaron en las últimas semanas un posible pacto de colaboración, no llegaron a un acuerdo. Por ello, la UTE de Globalia y Barceló, a la que se le adjudicaron los lotes de islas e interior, recurrió la adjudicación del paquete de las costas peninsulares a Mundiplan, y argumenta que no se le dio el tiempo suficiente para presentar alegaciones y subsanar los errores que había en su propuesta. Según advirtieron desde la patronal Hosbec, a esta impugnación, presentada en el último día de plazo, se une «el más que probable recurso que Mundiplan presentará dentro de unos días», cuya fecha límite es el 13 de septiembre.

Tras la reunión de urgencia mantenida entre el presidente de la patronal estatal Cehat, Joan Molas, con el presidente de Hosbec, Toni Mayor, y su secretaria general, Nuria Montes, y el gerente de Aehcos (Costa del Sol) , Antonio Aranda, los hoteleros advirtieron de que si el Gobierno no resuelve «el caos del Imserso», muchas empresas «empezarán a plantear expedientes de regulación de empleo a partir del 15 de octubre».

De los aproximadamente 350 hoteles que ofrecen sus servicios en los programas del Imserso, alrededor de 60 pertenecen a la Comunitat. Estos, a su vez, dan empleo a «unos 3.000 trabajadores directos, más todos los puestos indirectos que el propio sector genera», apuntó Montes a este periódico, quien añade que el problema del Imserso «afecta a todo el entramado económico que gira alrededor de la actividad vacacional».

Por ello, reclaman una «prórroga extraordinaria de la última anualidad», la anulación de la adjudicación ahora recurrida y que nombren «nuevos responsables del Imserso que acometan con urgencia un nuevo concurso que solvente todos los errores». Para Montes, esta opción «es el escenario menos malo de todos los que ahora mismo se pueden abrir».

Para los hoteleros, este escenario «es todavía peor» que el vivido en 2015, cuando los recursos de Mundiplan y Mundosenior a las adjudicaciones retrasaron la venta de los viajes hasta el mes de noviembre. Así, advierten de que los retrasos y los contrarrecursos que pueden producirse no permiten adivinar en qué fecha podría ponerse en marcha la comercialización y primeras estancias, que podrían alargarse hasta 2020.

Desde Cehat lamentan que «la dirección del Imserso surgida a partir de la moción de censura del pasado verano ha hecho oídos sordos a todos los consejos, abocando al programa de turismo social a un absoluto caos».

Por su parte, la Generalitat apoyó la petición de prórroga de los hoteleros y envió una carta a la ministra de Sanidad, así como a la de Turismo y al director general del Imserso, para solicitar una reunión urgente.

Llamada a la calma

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que el sábado aseguraba que todo empezaría dentro de los plazos previstos, lanzó ayer un mensaje de «tranquilidad» y aseguró que el Gobierno «trabaja desde el primer momento» para que los viajes se desarrollen a tiempo. Además, aclaró que ahora se valoran los motivos del recurso, pero que desde el punto de vista administrativo los pliegos «cumplen toda la legalidad».

«Lo importante es que muy pronto podamos vender esos viajes que sin duda esperan los pensionistas y el gobierno está funcionando para que así sea», agregó.

A este escenario se une el hecho de que está pendiente la decisión de los hoteleros de plantear un recurso en la Audiencia Nacional por considerar bajos los precios del Imserso.

Más sobre el Imserso