Los hosteleros se rebelan ante la crítica online y cargan contra Tripadvisor

Uno de los locales por los que se ha demandado a Tripadvisor. / Jesús SigneS
Uno de los locales por los que se ha demandado a Tripadvisor. / Jesús SigneS

Los dueños de locales exigen a la compañía un mayor control de la veracidad de las opiniones que se vierten en sus páginas

R. E./EFE

Valencia. Reservado el derecho de admisión... para los 'haters'. Las aplicaciones que sirven a los usuarios a valorar y hacer recomendaciones a otros clientes se han convertido en un quebradero de cabeza para muchos hosteleros que ven cómo su trabajo se ve hecho trizas con comentarios demoledores en apps como Tripadvisor o similares. Al menos eso es lo que sienten muchos afectados y lo que ahora ha denunciado la valenciana Recaba Inversiones Turísticas, por el daño a sus establecimientos Marina Beach y Panorama, de la playa de la Malva-rosa.

La mercantil reclama más de 660.000 euros en concepto de daños morales al portal de viajes Tripadvisor por incluir sus establecimientos sin permiso y permitir opiniones «calumniosas» sin control. La demanda también argumenta que la plataforma no ha borrado los perfiles de los locales y ha citado como pruebas tres opiniones de usuarios en los que se acusaba a uno de los restaurantes de la empresa de «estafar a la Seguridad Social», ser un local «sin derechos laborales» y servir comida «tóxica».

El caso ha llegado a juicio en el juzgado mercantil número 7 de Barcelona, en un procedimiento instado por los valencianos contra la firma digital por competencia desleal y conductas «contrarias a la buena fe». Durante el interrogatorio, el vicepresidente de Tripadvisor, Bradford Young, explicó que tanto los propietarios como el resto de usuarios pueden crear perfiles de negocios, y en cualquiera de los casos la plataforma revisa la petición en función de unas guías establecidas.

Los dueños de Panorama y Marina Beach reclaman a la web 660.000 euros por daños morales

Respecto al control de las opiniones de los viajeros, Young detalló que cuentan con un sistema que garantiza las opiniones «fiables», que combina un algoritmo que captura centenares de atributos y un equipo humano para encontrar opiniones que no se ajusten a las guías, por ejemplo, las que no son de primera mano. Además de estos controles previos, la plataforma permite reportar comentarios y borrarlos, además de dar la opción a los propietarios de contestar las opiniones gratis y sin derecho a réplica por parte del autor original: «El negocio siempre tiene la última palabra».

Además, la empresa subrayó que los tres comentarios negativos que los demandantes adjuntaron a la demanda fueron reportados y dos de ellos borrados, mientras que el tercero se mantuvo tras ser verificado.