Global Omnium impulsa su incubadora de ideas con una sede junto a Viveros

Jaime Barba (de blanco), directivo de Global Omnium, con participantes en la incubadora del grupo. / lp
Jaime Barba (de blanco), directivo de Global Omnium, con participantes en la incubadora del grupo. / lp

La aceleradora de proyectos sobre agua Sic Parvis Magna mostrará sus casos de éxito en un espacio colectivo de la Estación Marítima

INÉS HERRERO VALENCIA.

La incubadora de empresas emergentes Sic Parvis Magna, puesta en marcha hace tres años por el grupo valenciano Global Omnium para fomentar el emprendimiento, la innovación y la creación de empleo en el sector del agua, estrenará sede propia el próximo mes de enero en el Pasaje Luz, junto a la calle Álvaro de Bazán y los Jardines de Viveros de Valencia. La centenaria compañía adquirió ese centro, actualmente en obras y que tendrá 2.500 metros cuadrados, con la intención de convertirlo en un nuevo polo de emprendimiento, como el creado en la Marina, y revitalizar así la zona de Botánico Cavanilles.

Esa instalación dará cabida a la veintena de startups con las que trabajan, catorce con contrato firmado y el resto en curso, y que actualmente se encuentran diseminadas en distintos locales de la ciudad. Está concebida como un «entorno de generación de ideas», de ambiente motivador y futurista, con todo lo necesario para crear nuevos negocios.

Así lo anunció Jaime Barba, director de sistemas de Global Omnium y responsable del proyecto, en un acto en el que hizo balance de los tres años de vida de la aceleradora, con veinte empresas y veinticinco proyectos respaldados, sólo uno desaparecido, y cerca de 150 empleos, con equipos de un tamaño medio de entre ocho y diez personas.

Además, avanzó que formarán parte del espacio colectivo de la Asociación Valenciana de Startups en la antigua Estación Marítima. En la Marina, ese «escaparate internacional» de «lo mucho que está pasando en Valencia», Global Omnium mostrará sus casos de éxito, las empresas que ya estén listas para vender a terceros los proyectos desarrollados. También cuenta con una oficina en Sevilla, centrada en soluciones para el acuario que gestiona.

Sic Parvis Magna apuesta por seleccionar proyectos que cuenten «con un equipo cohesionado, que tenga actitud y conocimientos», más allá de productos concretos y de convocatorias periódicas, que pierdan oportunidades por ser «encorsetadas» y más lentas. Quienes forman parte de la aceleradora, sin renunciar a trabajar para empresas de otros sectores ni dar entrada en el accionariado a Global Omnium, son en su mayoría 'millenials', con un perfil altamente tecnológico, conocimientos de marketing y un componente de negocios. La clave, en cualquier caso, es que «se lleven bien entre ellos y sean flexibles».

Las dos últimas incorporaciones, especialistas en el desarrollo de drones para ayudar a resolver problemas relacionados con el ciclo integral del agua, son Innovation Drone Systems y VANT Technology.

La filosofía de la aceleradora, receptora de una importante inversión, es «dar primero para que te den después». En su caso, plantean retos en torno a «un trocito de negocio» del grupo para que los equipos seleccionados los resuelvan, en un espacio de trabajo gratuito y donde reciben todo el apoyo necesario.

Se crea así un vínculo que puede derivar en contratos con Global Omnium o venta conjunta de productos a otros sectores, aunque hay quien continúa en solitario. En ocasiones, acepta entrar en el capital de «proyectos muy sólidos» que quieren crecer, a los que brinda apoyo y canaliza hacia rondas de inversión.

Más

 

Fotos

Vídeos