La Generalitat destina 11 millones a la compra de 100 viviendas para alquiler social

L. P. C. / EP

valencia. La Generalitat invertirá este año 11,2 millones de euros a la compra de viviendas, una cifra que se incrementará hasta los 40 millones en 2019 para ampliar el parque público de viviendas destinado al alquiler social. Así lo anunció ayer el presidente del Consell, Ximo Puig, tras mantener una reunión con la consellera de Vivienda, María José Salvador, y diferentes asociaciones para abordar el plan de adquisición de viviendas de la Generalitat y su incorporación al parque público.

En esta primera edición espera comprar cerca de cien viviendas en 176 municipios en los que se estudió que existe «escasa o nula oferta» de alquiler asequible. El objetivo es garantizar después «una vivienda digna», a un precio entre 150 y 300 euros al mes, no solo a personas en situación de vulnerabilidad, sino también a «todos aquellos colectivos de jóvenes o personas que no pueden acceder a un hogar en el mercado de renta libre», subrayó la consellera.

La ciudadanía y las entidades bancarias tienen hasta el 22 de noviembre para poner su vivienda a disposición de la Generalitat y se someterán a un procedimiento de concurso público por el que se tendrán que valorar las viviendas ofertadas, según los precios de referencia de los módulos de VPO para vivienda usada y que se valorará en un máximo de 2.300 euros por metro cuadrado de vivienda en Valencia y un mínimo de 1.200 euros. Las viviendas que pueden inscribirse deben cumplir una serie de requisitos entre los que se encuentra tener 50 años de antigüedad como máximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos