El fondo catarí Sama rebaja su interés por Marina d'Or y se estanca la negociación

El inversor retira al complejo turístico del listado de sus socios en la web, tras haberlo incluido como tal el pasado 8 de febrero

R. E.

Valencia. Las negociaciones entre Marina d'Or y el grupo catarí Sama Global «no están prosperando» y el grupo inversor ha retirado de su página web al complejo turístico castellonense de entre sus socios, tras haberlo incluido como tal el pasado 8 de febrero. Según explicaran fuentes de Marina d'Or, pese a que Sama Global Investment incluyó al complejo de Oropesa del Mar (Castellón) entre sus socios las negociaciones aún no se habían cerrado, y estas mismas fuentes precisaron ayer que «no parece que esas conversaciones estén prosperando». Sama anunció que planea invertir 400 millones de euros en España en una primera fase, en sectores como el inmobiliario, la industria, el deporte, el ocio, el turismo, la innovación y la tecnología.

En su apartado de socios entró a figurar Marina d'Or junto a otra compañía española, la firma de asesores jurídicos Ibermark, compañía valenciana con 20 años de experiencia en el campo de la propiedad intelectual y en el mundo de sociedades y marcas. Aunque mientras Ibermark sigue en ese apartado junto a otras empresas españolas como el equipo de motociclismo Ángel Nieto Team -cuya alianza se presentó en Catar el pasado 6 de marzo-, la empresa hostelera castellonense ha desaparecido.

Esta no es la primera vez que la empresa castellonense negocia la entrada de un comprador extranjero. En 2015, el grupo chino Wanda se planteó adquirir el 75% de las acciones del complejo de vacaciones por unos 1.200 millones de euros.