Ni siquiera dos de cada diez madres afectadas recibirán la devolución del IRPF

Ni siquiera dos de cada diez madres afectadas recibirán la devolución del IRPF

Serán menos de 200.000 las beneficiadas, ya que el 83% percibe salarios tan bajos que no generan retenciones, según calcula Gestha

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Menos de 200.000 madres y padres percibirán la devolución del IRPF de sus bajas de maternidad y paternidad, pese a que a priori 1,1 millones de beneficiarios durante el periodo 2014 y 2017 podrían beneficiarse de esta exención. Así, afectará apenas a un 17% del total de afectados, mientras que los 900.000 restantes no recibirán dinero alguno, según la estimación realizada este lunes por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), que cifraron en unos 266 millones el coste total de estas devoluciones.

Los bajos sueldos que generalmente tienen las mujeres, especialmente cuando están en edad de maternidad, son los culpables de que ni siquiera dos de cada diez afectados tendrá una recompensa económica por este impuesto después de que el Tribunal Supremo declarara recientemente en una sentencia que está exento de retención. Así, el 83% de las madres trabajadoras perciben salarios inferiores a los 18.400 euros anuales, cuantía que se reduce hasta los 12.300 euros que quedan exentos de retención si se les descuentan los cuatro meses de baja por maternidad.

Y es que a la brecha salarial -que se sitúa en el entorno del 30% en España- y al techo de cristal se une la mayor ocupación de la mujer en trabajos a tiempo parcial, la menor retribución inherente a las jóvenes que aún no han atesorado una experiencia y promoción profesional así como la drástica reducción en el cálculo de las retenciones que realizan las empresas al descontar una cuarta parte del sueldo por la baja maternal, según explica el sindicato. Además, Gestha denuncia también el sesgo de edad, puesto que sólo 380 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años podrán recibir la devolución.

De cualquier forma, los técnicos de Hacienda recomiendan solicitar la rectificación de la declaración de la Renta a pesar de que no obtengan una devolución, sobre todo a quienes puedan ser beneficiarias de subvenciones o ayudas sociales que cualquier entidad pública o privada otorgue en función de los ingresos familiares declarados, o por otros motivos como, por ejemplo, la asignación de plazas en centros de enseñanza cuyo baremo valora los ingresos declarados. Además, alertan de que la rectificación de la declaración del IRPF conlleva la interrupción del plazo de prescripción, cuyo transcurso de cuatro años volverá a contarse desde que se acuerde la rectificación y, en su caso, se devuelvan las retenciones si corresponde.

Quienes no tendrán que preocuparse son quienes disfruten en este 2018 de las bajas de maternidad o paternidad, puesto que estas prestaciones se regularizarán al presentar la declaración del IRPF en la próxima campaña, pudiendo deducir las retenciones que la Seguridad Social les haya realizado.

Fotos

Vídeos