Las familias jóvenes valencianas pagan más en el IRPF que la media española

Una familia joven visitando la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia. / javier garcia
Una familia joven visitando la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia. / javier garcia

Los contribuyentes menores de 30 años y con un hijo a su cargo son los que abonan el cuarto tipo más alto del régimen general

Á. MOHORTE VALENCIA.

Los menores de 29 años con un hijo a su cargo pagan medio punto más que la media nacional en su . Esta es una de las conclusiones del informe del 'think tank' Civismo con ocasión del Día de la Liberación Fiscal 2018, que se celebra hoy y que es la fecha hasta la cual un español medio tendría que destinar todos sus ingresos para pagar los impuestos.

En el caso de las familias jóvenes valencianas, el tipo efectivo medio del IRPF para contribuyentes con un hijo a su cargo es del 19,5% frente al 19% del conjunto del Estado. De las 15 comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla que están bajo el régimen general, únicamente tres son más duras desde un punto de vista fiscal: Cataluña, con un 21,5% y Andalucía y Aragón, ambas con un 19,6%

Además, como apunta el estudio, «tener un hijo no rebaja significativamente el tipo efectivo de IRPF ni en Cataluña, ni Asturias ni en la Comunitat Valenciana. Aunque se aplican más reducciones en la base imponible, no bastan para 'saltar de tramo' y rebajar la factura fiscal». A su vez, como apunta el autor del informe, Javier Santacruz, en el caso valenciano la diferencia de tramos con respecto al modelo estatal hace que en la Comunitat se alcance antes un nivel superior. Mientras que el primer tramo coincide (entre 0 y 12.450 euros de ingresos anuales), el segundo tramo establecido por la Generalitat llega hasta a los 17.000 euros, frente a los 20.200 de la escala estatal. De este modo, cobrando lo mismo, en territorio valenciano no se paga igual.

Un ciudadano de la Comunitat destina a impuestos todo lo que gana hasta el 1 de julio

En el caso de los contribuyentes con hijos de 30 a 44 años, el estudio apunta que los valencianos son los quintos con un mayor tipo, con una media del 19,89%. Si se mantiene un hijo a cargo por encima de esa edad y hasta la jubilación, el contribuyente valenciano sigue en el grupo de cabeza, con el sexto puesto de un total de 17 territorios.

Tampoco los que no tienen hijos salen mucho mejor parados. Los menores de 29 años se ven sometidos a un tipo del 19,5%, el más alto del régimen general. Los de 30 a 44, 20,14% de media, el sexto mayor. Hasta los 66, 21,31%, los terceros que más. Por último, los de más edad abonan un 19,88% en la Comunitat, los sextos que más pagan.

Además, el informe apunta que, en el grupo de edad de mayor renta, las comunidades con mayor presión fiscal real sobre los sueldos son Cataluña, Asturias y la Comunitat Valenciana. En cambio, Galicia es en la que el contribuyente de entre 45 y 64 años sin hijos tiene una menor presión fiscal.

El día de la liberación fiscal

El 'think tank' Civismo estima que, en el caso de la Comunitat Valenciana, el Día de la Liberación Fiscal llega tres jornadas después que la media nacional: el 1 de julio. Hasta esa fecha, los valencianos sólo ganan para pagar impuestos. Es la misma fecha que el año pasado porque, en líneas generales, en 2018 «no se han verificado cambios significativos en los principales impuestos de la Comunitat Valenciana», según el estudios. Así, las familias valencianas de renta media «conservan una tributación efectiva en línea con la media nacional para las rentas salariales. Mientras las familias más jóvenes afrontan una tributación efectiva por IRPF medio punto superior a la media nacional; aquellas que se encuentran en su edad laboral adulta (entre los 45 y los 64 años) pagan una cuantía similar que en Madrid o Murcia, y 0,7 puntos porcentuales menos que en las Islas Baleares».

A escala nacional, la distribución por peso de los gravámenes, pasado a días, se traduce en que las cotizaciones sociales suponen de media 102 jornadas de salario; a las que hay que añadir otras 35 por IRPF (es en este tributo donde se registra la jornada de menos respecto al año pasado), hasta 25 por IVA, 11 por Impuestos Especiales, y 5 más por otros tributos estatales, autonómicos y municipales como el IBI, Patrimonio, Sucesiones o Matriculación. Esto deja disponibles 187 días de sueldo libres para el contribuyente.

Este año el 'think tank' Civismo concluye que casi el 80% de los contribuyentes pagan más impuestos que lo que reciben hasta la edad de jubilación, momento en el que cambian las tornas.

Fotos

Vídeos