Las empresas advierten de una fuga de las inversiones si se aplica la doble imposición a las multinacionales

Las empresas advierten de una fuga de las inversiones si se aplica la doble imposición a las multinacionales

El Gobierno estudia que las grandes empresas paguen más en el Impuesto de Sociedades por su negocio en el extranjero, como ya ocurre en países del entorno

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El Gobierno necesita recaudar más para poder hacer frente a la batería de propuestas sociales que se pretenden llevar a cabo. Además, debe hacer alguna concesión a Podemos ya que necesita su apoyo para aprobar los Presupuestos. Como resultado, se están estudiando medidas para aumentar los impuestos a las grandes empresas.

Así, el Ejecutivo está analizando la propuesta de Unidos Podemos de endurecer la fiscalidad de los beneficios que obtienen las empresas mediante los dividendos de sus filiales extranjeras, según confirmaron fuentes de Hacienda a este periódico. Y nada más conocer la información, las empresas se posicionaron en contra, como era de esperar.

El presidente de Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) y candidato a la Presidencia de la CEOE, Antonio Garamendi, afirmó este miércoles que esta medida es una «barbaridad» y advirtió al Gobierno de que, si esto sale adelante, habrá empresas y bancos que se deslocalicen. «Si les obligas a pagar en dos sitios, se van a deslocalizar», subrayó. Asimismo, Garamendi afirmó que volver a los tratados de doble imposición traerá «problemas». «Recomiendo a Unidos Podemos que monten una empresa con doble imposición y se darán cuenta de lo que es», llegó a ironizar el también vicepresidente de la CEOE.

La iniciativa afectaría sobre todo a las grandes multinacionales españolas, que pagarían más por los beneficios que obtienen de sus filiales extranjeras limitando la exención por doble imposición.

Esas exenciones por acuerdos bilaterales que actualmente están en el 100% pasarían a ser aproximadamente del 95% para aumentar la recaudación del Impuesto de Sociedades. En 2016 -último año con datos disponibles- las empresas registraron un resultado contable positivo que superó los 198.000 millones de euros, según la memoria de recaudación anual de la Agencia Tributaria. De esa cifra, las empresas restaron más de 105.000 millones por beneficios de sus filiales en otros países por la exención de doble imposición.

En su defensa, desde el Gobierno aseguran que esta medida «ya se aplica en otros países» del entorno, como Italia, Alemania y Francia, ya que hay una directiva europea que así lo habilita. Eso sí, en cuanto a la recaudación que se conseguiría con esta medida aún no quieren dar una cifra porque depende «de la configuración que se establezca».

Fotos

Vídeos