Beneficios fiscales para pocos

La Comunitat es la autonomía con más exenciones tributarias, pero su impacto en la recaudación es sólo del 0,79% Los exigentes requisitos dejan en mínimos el alcance de las rebajas del Consell

ELISABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

Contar con muchas deducciones y beneficios fiscales puede quedar muy bien sobre el papel o como anuncio político, pero lo cierto es que no tiene por qué ser directamente proporcional al alcance que puede tener para los contribuyentes. Eso es, precisamente, lo que ocurre en la Comunitat, la autonomía que más exenciones o bonificaciones tributarias tiene pero que, sin embargo, cuentan con muy pocos beneficiarios debido a los límites de base imponible bajos y unos requisitos difíciles de cumplir.

En concreto, la Generalitat cuenta con 28 medidas de beneficio fiscal, pero las deducciones sólo suponen el 0,79% de la recaudación total, estimada en 3.916 millones de euros para este ejercicio. Es decir, para este año 2019, un total de 31 millones de euros se quedará en los bolsillos de los valencianos que se hayan podido aplicar dichos beneficios tributarios, según explica la Comisión Fiscal del Colegio de Economistas de Valencia (COEV), que presentó esta semana el estudio 'Declaración de Renta y Patrimonio 2018', elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

Según explica el decano de la institución, Juan José Enríquez, a este diario, hay algunas deducciones que son «irrisorias», como, por ejemplo, la aplicada por el nacimiento o adopción de un hijo discapacitado, ya que se estima que sólo puedan acogerse 19 declarantes. La cantidad presupuestada por este concepto es de 2.000 euros, según los propios datos de la Generalitat. En este caso, la base liquidable es de hasta 25.000 euros y tiene que ser una discapacidad del 33% o más. «No hay muchos casos, pero si lo limitas tanto por la vía de la renta, mucha gente se queda fuera», explica el decano.

Sólo 19 declarantes podrán aplicarse la reducción planteada por el nacimiento de un hijo discapacitado La Generalitat estima recaudar 3.916 millones, de los cuales, 31 se quedan en bolsillos valencianos

Otra de las deducciones que más llaman la atención es la de un 5% por adquisición de vivienda habitual por discapacitados. La previsión de la administración valenciana es de 12.000 euros y se espera que sólo se acojan 130 personas. También destaca la rebaja de un 20% por inversiones en autoconsumo con energías renovables, ya que la previsión es que se acojan 206 personas, para lo que se han presupuestado 15.000 euros.

«El problema no está en los beneficios en sí, sino en los requisitos que se piden. No es normal que sólo pueda deducirse una inversión en autoconsumo energético alguien cuyas rentas no pueden superar los 25.000 o 27.000 euros. Una persona en ese rango no puede hacer inversiones de ese tipo», explica.

En ese sentido, cabe añadir que en España hay un total de 237 beneficios fiscales. Es llamativo el contraste que existe con respecto a Cataluña, donde hay once medidas de este tipo pero que, sin embargo, suponen hasta el 3,84% de su recaudación total, que en 2017 fue de 8.829 millones de euros.

La maternidad, mal parada

Algunas de las rebajas planteadas para ayudar a sobrellevar los gastos derivados de la maternidad tampoco alcanzan una cifra significativa en la Comunitat. La deducción por la protección a la maternidad, sólo cuenta con 376 beneficiarias previstas, para lo que hay 74.000 euros presupuestados. En cuanto a la exención correspondiente por nacimiento o adopción múltiples, se estima que puedan acogerse 457 personas en 2019 y el ahorro total para los contribuyentes es de 48.000 euros.

Una de las exenciones que más repercusión podría alcanzar pero cuyo beneficio se queda sólo en 800 hogares valencianos es la de labores no remuneradas en el hogar por uno de los cónyuges. Para ello, deben tener dos o más descendientes y la suma de las rentas debe ser inferior a 25.000 euros. Los requisitos, sumados al desconocimiento de la existencia de esta deducción, están detras de su escaso impacto.

También es reseñable la rebaja de un 20% por obras de conservación o mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad en la vivienda habitual. En ese apartado, la Generalitat calcula que podrán beneficiarse unas 410 personas y presupuesta 135.000 euros, la cantidad que no recaudará por ese concepto y que se quedará en el bolsillo de los contribuyentes. La base liquidable máxima aquí es de 23.000 euros.