Un exresponsable de finanzas del PSPV, a juicio por Grand Coral

El exdirigente del PSPV, en Les Corts. / damian torres
El exdirigente del PSPV, en Les Corts. / damian torres

El juez sienta en el banquillo a José Cataluña y a siete consejeros más por las inversiones en México de Bancaja

A. RALLO

valencia. El juicio por la trama de Grand Coral -la compra de terrenos en el caribe mexicano por los empresarios Ferri y Baldó con condiciones muy ventajosas- sumará nuevos integrantes al banquillo de los acusados. El juzgado Central de Instrucción número 3 de Madrid ha dictado un auto de ampliación de juicio oral en el que incluye a más consejeros de Bancaja que, en la parte final del procedimiento fueron excluidos. Sin embargo, los recursos han prosperado y finalmente se sentarán ante el tribunal. Entre los nuevos acusados destaca José María Catalunya, exresponsable de las finanzas del PSPV y persona de máxima confianza de Joan Lerma y Manuel Escámez, consejero delegado de la Bolsa de Valencia y consejero de Bancaja.

La lista de los nuevos acusados se completa con el que fuera dirigente de la UGT Eduardo Montesinos y con Vicente Montesinos, Ángel Abilio, Remigio Pellicer, María del Rocío y Francisco Villena. La Abogacía del Estado ha presentado escrito de acusación y reclama a cada uno de ellos tres años de cárcel por un delito de administración desleal agravado de acuerdo a la cantidad económica. El auto acuerda declarar la responsabilidad civil directa y con carácter solidario de los acusados -se le puede reclamar todo a todos- de 294 millones de euros. El juez ordena a los procesados que presten fianza para en el caso de ser condenados poder hacer frente a la responsabilidad. De igual modo, en el caso de que no cumplieran con esa obligación, se decreta el embargo de los bienes.

José Luis Olivas, expresidente de la Generalitat y de Bancaja es, sin duda, el principal acusado en esta trama. El siempre aseguró que las operaciones inmobiliarias de la sociedad en México contaron con informes positivos tanto por Bancaja como por Banco de Valencia y subrayó que en julio se cancelaron las deudas. Sin embargo, la investigación ha permitido acreditar de manera indiciaria que los informes y tasaciones de los que dice que se incorporaron «por orden» de Olivas, el director general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, y otros directivos, a fin de justificar lo abultado de los créditos que se estaban concediendo.

Otros de los nuevos procesados son un exdirigente de UGT y un directivo de La Bolsa

Los peritos designados por el Banco de España y nombrados judicialmente han constatado múltiples irregularidades, ausencia de racionalidad económica en parte de las inversiones, «constatándose un quebranto económico del 100% de la inversión llevada a cabo por las entidades financieras Bancaja y Banco de Valencia, valoradas en 750 millones de euros».