Expertos valencianos alertan de la proliferación de bulos sobre alimentación por internet

Federico Félix, la consellera Elena Cebrián y Eva Blasco. / d. torres
Federico Félix, la consellera Elena Cebrián y Eva Blasco. / d. torres

Varias asociaciones indican que las 'fake news' buscan cambiar hábitos de consumo e instan al usuario a contrastar las noticias

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

valencia. La mayoría de la información sobre productos alimenticios difundida a través de las redes sociales es falsa. Así mismo lo alertaron ayer varias asociaciones valencianas de consumidores en la mesa redonda 'Mentiras en la cadena agroalimentaria: la perspectiva del consumidor', celebrada en el marco de la jornada 'Salud, Seguridad y Mentiras en la cadena agroalimentaria', organizada en Valencia.

«Las 'fake news' tratan de manipular los hábitos de consumo y generar falta de confianza sobre los productos. El 95% de la información sobre alimentos será falsa en unos años», afirmó el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Móner. Del mismo modo, el director general de Comercio y Consumo, Natxo Costa, explicó que los consumidores «tienen mucha cantidad de información», pero el problema está en que «no es de calidad».

En ese sentido, el secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat (UCE), Vicente Inglada, se refirió a una de las ideas difundidas entre los consumidores sobre el comercio de proximidad. «La gente se queja a los supermercados por no tener naranjas de Valencia, pero deben saber que no hay naranjas de Valencia durante todo el año», explicó.

Para combatir este tipo de contenido, los ponentes propusieron dos medidas dirigidas a los consumidores: contrastar las noticias con las fuentes oficiales y evitar difundir los mensajes sin haberlos verificado. «No hay que compartir enseguida la primera información que nos llega por las redes sociales», sentenció la representante de la Asociación de Amas de Casa y Consumidores (Tyrius), Beatriz Rodríguez. Por su parte, Costa destacó que la clave para comprobar la veracidad de la información es acudir a las fuentes oficiales como las páginas de consumidores o incluso de la Administración. Además, también señalaron la responsabilidad de las instituciones y las empresas. «Es un problema grave que tenemos que atajar todos de manera conjunta», afirmó Móner.

 

Fotos

Vídeos