La sentencia contra Deliveroo ya es firme

EP.

La primera sentencia favorable a un repartidor de la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo, que consideró que estos 'riders' no trabajan por cuenta propia pese a poner su vehículo y móvil propio para este cometido sino que mantienen una relación laboral con la compañía, ya es firme dado que la mercantil retiró el recurso. Así lo anunció ayer el propio afectado, a quien la justicia reconoció un despido improcedente y obligó a readmitirlo en las mismas condiciones o indemnizarle con 705,13 euros, como hizo la empresa.