Repsol activa un punto que recarga un coche eléctrico en cinco minutos

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en la inauguración de la instalación. /R. C.
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en la inauguración de la instalación. / R. C.

Se trata de la 'electrolinera' más potente de toda Europa, ubicada en la A-8 a su paso por el País Vasco, con 400 kilovatios de potencia

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Repsol ha puesto hoy en marcha un punto de recarga para vehículos eléctricos en el que apenas son necesarios entre cinco y diez minutos para realizar la operación de uno de estos coches. De hecho, se trata de la estación eléctrica de mayor potencia de Europa, con una potencia de hasta 400 kilovatios (kw).

Esta 'electrolinera' se encuentra ubicada en la provincia de Vizcaya, en la autovía A-8 a su paso por el municipio de Abanto-Zierbana. Su localización se debe a que se encuentra dentro de uno de los grandes corredores europeos de tránsito, sobre todo por su proximidad a la frontera con Francia.

La instalación dispone de cuatro terminales capaces de recargar otros tantos vehículos que soporten su potencia máxima en un tiempo de hasta diez minutos como máximo, similar al que se emplea en un repostaje convencional de combustible.

Hasta ahora, las infraestructuras para turismos y camionetas en Europa alcanzaban los 350 kW de potencia, lo que hace que esta estación se sitúe a la vanguardia en la tecnología de recarga de vehículos eléctricos. Además, estos equipos de recarga garantizan un reparto óptimo de la potencia disponible en la instalación en los cuatro vehículos que pueden estar conectados a la vez.

La de Vizcaya es la segunda estación de recarga ultra-rápida que Repsol tiene en la Península. La primera, también en territorio vasco, entró en funcionamiento el 1 de abril en la carretera N-I a su paso por Lopidana (Álava), también en una estación de servicio de Repsol. Para el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, quien ha acudido al acto de inauguración de la terminal, «este segundo punto de recarga ultra-rápida permite a Repsol seguir siendo un referente en movilidad en la Península Ibérica, donde ya participamos en la mayor red de recarga eléctrica pública. Esta instalación de Ugaldebieta es un claro ejemplo de la apuesta de Repsol por la innovación y el desarrollo de nuevos productos y servicios adecuados a las necesidades de los clientes».

Ibil, empresa participada por Repsol y el Ente Vasco de la Energía, ha sido la empresa encargada de desarrollar el proyecto, desde el diseño y la ejecución de la instalación, incluyendo las infraestructuras eléctricas asociadas, hasta la operación del sistema, marcando así un hito tecnológico de relevancia. Además, los inversores y terminales de recarga han sido fabricados por Ingeteam y el centro de transformación completo ha sido suministrado por Ormazabal, lo que significa que estas instalaciones cuentan con tecnología 100% nacional.

Filial verde

Por otra parte, Repsol se ha adentrado oficialmente en el negocio de la energía sostenible tras constituir una filial 'verde' denominada Repsol Renovables, según publica este lunes el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME). La nueva firma tendrá como administrador único a Joao Paulo Costeira, que fue consejero delegado para Europa de EDP Renováveis -la filial de renovables del grupo de energía portugués-.

Repsol Gas y Electricidad contaba ya en septiembre pasado con más de 930.000 clientes, un 24% más que cuando adquirió en noviembre del año pasado a Viesgo su cartera de clientes, que era de 750.000.

La petrolera compró, además, a Viesgo activos de generación de electricidad de bajas emisiones, como centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 megavatios (MW) situadas en el norte de España y dos ciclos combinados, uno en Algeciras (Cádiz), construido en 2011, y otro en Escatrón (Zaragoza), de 2008, que suman una capacidad conjunta de 1.650 MW.