Reducir el impacto medioambiental caja a caja

Uno de los pilares de la empresa es su compromiso con el medioambiente. Aunque lleva a cabo una labor en la que el papel es el material principal, Smurfit Kappa dedica parte de su inversión a generar una mínima huella ecológica. Según la compañía, ya alcanzó sus objetivos de reducción de emisiones de C02 y desarrolla un plan de sostenibilidad basado en una gestión respetuosa de bosques, reducir el uso de energía y su impacto en el cambio climático, devolver el 90% del agua utilizada en buenas condiciones, reducir y gestionar adecuadamente los residuos y cuidar la salud de sus empleados. A esto se suma la iniciativa 'Better Planet Packaging, con la que la empresa incentiva la creación de embalajes que salvaguarden los recursos del planeta. Para ello, el sector debe poner en el mercado soluciones biodegradables y sostenibles.