La quiebra amenaza a un millar de agricultores

La quiebra en cadena de empresas citrícolas pone en jaque, al menos, a un millar de agricultores valencianos. En concreto, una decena de compañías están en concurso de acreedores o a punto de declararlo por la crisis, dejando sin pagar las cosechas. Uno de estos casos es el de Fruterca, que se enfrenta a la situación de no cobrar por los productos vendidos a más de 300 agricutores.