Balearia

El primer ferry propulsado por GNL del Mediterráneo

El primer ferry propulsado por GNL del Mediterráneo
Baleària ha puesto en funcionamiento el Hypatia de Alejandría que apuesta por el gas natural licuado como combustible
SUPLEMENTOS

El futuro será más sostenible. Nuestro día a día está cambiando y moviéndose hacia posiciones más eficientes. Hacia formas de movernos mucho más respetuosas con el entorno. Un objetivo más posible gracias a cuestiones como el gas natural licuado (GNL), un combustible eficaz, más barato y menos contaminante que, por ejemplo, el diésel tradicional. Al transformarlo en líquido, el GNL ocupa hasta 600 veces menos espacio que en su fase gaseosa. De esta forma, se ahorra espacio y su transporte es mucho más barato. Se trata, según los expertos, del combustible fósil con menos impacto medioambiental, gracias a la relación alta de hidrógeno y carbono en su composición que hace que, cuando se producen fugas, se disipe en el aire, con lo que no se contamina ni el suelo ni el agua. Además, su uso reduce las emisiones de CO2 hasta en un 30%, del NOx en un 85% y del azufre y de partículas en un 100%, lo que tiene un efecto inmediato en la mejora de la calidad del aire y la reducción del efecto invernadero.

Las compañías de transportes de pasajeros tienen en el GNL una enorme oportunidad para hacer más sostenible su apuesta por la movilidad y por modernizar su flota. Un ejemplo de ello es el Hypatia de Alejandría, el primer ferry propulsado por GNL del Mediterráneo que la compañía naviera valenciana Baleària puso en funcionamiento el pasado 31 de enero. El ferry supone el primer 'smart ship' –un tipo de buque que incluye innovaciones tecnológicas al servicio del cliente para mejorar su experiencia a bordo– propulsado por gas natural licuado que realiza una ruta comercial en este mar.

El impulso del uso del GNL y la reducción de emisiones son dos de los grandes retos que tiene el sector de las comunicaciones marítimas de pasajeros para las próximas décadas. En ese sentido, «el Hypatia de Alejandría marca un importante hito tanto en la historia de Baleària como de la navegación en el Mediterráneo, al ser el primer ferry de pasaje propulsado por gas natural que surca estas aguas, y al que seguirá en unos meses su gemelo Marie Curie», ha destacado Adolfo Utor, presidente de la compañía. La naviera ha invertido 200 millones de euros en la construcción de estos dos buques, ejemplo de innovación y sostenibilidad, propulsados por motores duales de GNL y fuel, con una potencia de 20.600 kw.

Un ferry moderno y sostenible

Entre las novedades que presenta el Hypatia de Alejandría, destaca su tecnología 'smart ship', una completo sistema de entretenimiento a bordo que incluye la digitalización de toda la cartelería, el acceso a los camarotes sin pasar por la recepción –gracias a un código QR que reciben los clientes en su móvil–, un sistema de cámaras instalado en las acomodaciones de las mascotas y que permite a los pasajeros verlas en todo momento a través de su 'smartphone', o los tótems autoservicio en la cafetería y 'self-service', desde donde los pasajeros realizarán sus pedidos, evitando colas. Además, en su apuesta por el ocio digital, el nuevo buque de Baleària dispone de una plataforma que permite contratar el servicio de 'wifi' y a la que se pueden conectar los pasajeros a través de sus dispositivos móviles para acceder a contenidos de televisión y cine, incluidos los últimos estrenos, así como juegos y una selección de libros y revistas. Esta plataforma con contenido digital a la carta también es accesible desde las televisiones inteligentes de los camarotes.

Pero, en el Hypatia de Alejandría, la tecnología 'smart' y la digitalización no solo influyen en la experiencia del pasajero, sino que también están al servicio de la eficiencia energética. De esta forma, está en proceso de implantación la monitorización desde tierra del funcionamiento completo del sistema de propulsión del buque, que permitirá garantizar que funciona de forma óptima, así como detectar y resolver posibles incidencias a distancia.

Pioneros en GNL

El proyecto conjunto de la puesta en funcionamiento de los buques Hypatia de Alejandría y Marie Curie, además de la construcción de un tercer ferry que se está ultimando en estos momentos en los astilleros Armon de Gijón –el 'fast' ferry Eleanor Roosvelt, que será el primero del mundo para pasajeros y carga con esta tecnología–, pone a Baleària a la cabeza del uso de gas natural licuado (GNL).

La naviera está llevando a cabo, además, el proyecto de remotorización de seis de sus buques para que puedan navegar propulsados por este combustible. De estos seis ferries, uno ya navega a gas conectando Huelva con Canarias, mientras que el segundo se incorporará a la flota en los próximos meses. Este proyecto se realizará durante dos años y ha recibido una subvención de la Unión Europea.

La apuesta estratégica de Baleària por el GNL, iniciada hace ocho años, «responde a criterios de responsabilidad social y rentabilidad económica, adelantándose así a las cada vez más exigentes normativas en materia de gases contaminantes», tal y como señalan desde la compañía. Así, la naviera planea «tener, en los próximos tres años, como mínimo la mitad de su flota de ferries navegando con esta energía limpia, y llegar al cien por cien de la flota en un plazo de diez años».