España se suma a la recuperación de los parques de ocio como atractivo turístico

España se suma a la recuperación de los parques de ocio como atractivo turístico

Los grandes grupos mundiales recibieron más de 475 millones de visitantes en 2017, tras crecer un 8,6% con Disney y Asia de motores

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Para la industria turística el segmento de los parques de atracciones y temáticos ya hace tiempo que ha dejado de ser un coto de 'frikis'. Al contrario, durante la crisis demostraron que el ocio de algunos es el negocio de otros y, además, cada vez más rentable. Poco tiene que envidiar ya por sus cifras a otros sectores distintos -el gasto turístico en ese tipo de instalaciones supera los 20.000 millones de euros anuales- y, tras un 2016 de estabilización, el año pasado llegó la hora de retomar el crecimiento, en línea con el propio incremento del 7% en las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), 1.322 millones de personas realizaron algún tipo de viaje de ocio fuera de su país durante 2017. Y buena parte de ellos aprovecharon ese desplazamiento para visitar algún complejo de ocio, como lo demuestra que ese mismo año los diez grupos más importantes de parques temáticos sumaran 475,76 millones de visitantes, un 8,6% más que el ejercicio anterior, según el informe especializado que elaboran las firmas TEA y AECOM, uno de los más prestigiosos del sector.

Los principales responsables de un crecimiento que parece haber recuperado velocidad de crucero -para 2018 las previsiones apuntan un alza media no inferior al 4%- son, de un lado, la fuerza de arrastre del emporio Disney -sus parques encabezan las listas de los más visitados tanto en la zona americana como en la región Asia-Pacífico, y también el continente europeo- y, por otro, la pujanza de de los consumidores asiáticos, en especial en el Gran Dragón. Y es que los tres grupos del sector que más incrementaron su demanda el año pasado son de origen chino: Oct Parks, con 42,8 millones de personas (un 33% más), Fantawild (38,49 millones, un 21,7% más) y Chimelong (31 millones, 13,4% más).

El 'top 10' de estas multinacionales lo encabezaba una vez más Walt Disney Attractions, filial del famoso emporio estadounidense, con 150 millones de visitantes en todo el mundo, un 6,8% más que en 2016. Sus dos grandes rivales en esta industria del ocio, los grupos Merlin Entertainments y Universal Parks & Resorts, están por debajo de los 100 millones de clientes; el primero con 66 millones (y creciendo un 7,8% el último año) y el segundo con 49,45 millones (un 4,4% más).

Esta clasificación la cierra, en el puesto 10, un nombre español: Parques Reunidos. El grupo, que tiene como principales socios a la familia March y el 'holding' belga GBL (ambos con un 20%), recibió 20,60 millones de visitantes en las 60 instalaciones que gestiona en 14 países distintos, un punto menos que en 2016. En su contra jugó que la temporada alta veraniega en Estados Unidos, donde controla varios parques acuáticos, se vio afectada por condiciones climatológicas adversas. De hecho, también pasaron factura a uno de sus grandes rivales en ese segmento, Sea World Parks, que redujo su afluencia un 5,5% y ya solo le aventaja en 200.000 personas.

Una tarta de 665 millones

En España, Parques Reunidos alcanzó un récord histórico de 141 millones de euros en ingresos, al crecer un 2,7% por el fuerte aumento de los pases de temporada y la introducción de nuevas atracciones -ha llegado a acuerdos con el FC Barcelona y la productora Lionsgate-. Su centro más visitado es el Parque Warner, con 1,84 millones de personas el año pasado, un 2,2% más. Ocupa el puesto 16 entre las instalaciones temáticas con mayor demanda en Europa, donde Port Aventura se encuentra en el sexto lugar -es el primer centro español- con 3,65 millones, tras un avance del 1,4%, y el liderazgo lo mantiene Disneyland París con 9,66 millones, gracias a un fuerte repunte anual del 15%.

Conforme al último informe de la consultora DBK Informa, el número de visitantes de parques temáticos en España habría superado los 35,5 millones en 2017, marcando un nuevo récord histórico tras aumentar más de un 3%. A la par, la facturación de estas empresas se habría incrementado otro 5% para superar los 665 millones de euros. La tarta va creciendo tras los ajustes de la crisis, mientras en el resto de Europa todavía se observan altibajos, y por eso nuevos actores quieren entrar en el mercado nacional.

La aseguradora Mapfre es uno de los inversores (podría llegar al 19% del capital) del parque de la Historia de España, que el grupo francés Puy du Fou promoverá en Toledo y cuya primera fase -el presupuesto global es de 240 millones de euros, con financiación del BEI europeo, y las obras se alargarán tres años- se espera abrir en 2019. Se tomará como modelo el recinto, también de temática histórica, que la misma compañía tiene en la región francesa del Loira desde hace 40 años y que es el noveno más visitado de Europa, con 2,26 millones de personas.

En Cataluña, la Generalitat adjudicó a finales de mayo al grupo estadounidense Hard Rock la instalación y explotación de un complejo de casinos y hoteles en Salou, en el proyecto que sustituye al fallido BCN World. La inversión prevista es de 2.000 millones de euros, incluyendo el coste de los terrenos, y se prevé que las obras comiencen en un año. Mientras, varios inversores aún siguen buscando localizaciones para levantar el frustrado 'Eurovegas' español. El último es el grupo canadiense Triple Five, dueño de los mayores centros comerciales en Estados Unidos, que mira ahora en Andalucía -Cádiz y la Costa del Sol son sus prioridades- tras desestimar la opción de Badajoz por falta de infraestructuras y que está dispuesto a invertir cerca de 3.400 millones.

Fotos

Vídeos