Smurfit Kappa: El multimillonario negocio de saber encajar

Smurfit Kappa: El multimillonario negocio de saber encajar

Smurfit Kappa recibió el reconocimiento por parte de la Cámara de Comercio de Valencia por su inversión en la región | La compañía cuenta con 103.000 hectáreas de bosque propias y suma un total de 350 centros de producción situados en 33 países diferentes

LAURA PAVÍA

Los productos de cualquier empresa requieren de un embalaje adecuado en el que ser transportados con éxito, sin daños y lo más eficientemente posible a su destino final. Esta visión de negocio ya la tuvo Jefferson Smurfit cuando en el año 1938 compró una pequeña empresa irlandesa dedicada a la fabricación de cajas de cartón y embalaje. La compañía, bajo el nombre de su propietario, pasó a cotizar en la Bolsa de Valores Irlandesa en 1964 y actualmente forma parte del FTSE 100, el índice bursátil de referencia de la Bolsa de Valores de Londres. En 1998, la firma se fusionó con Stone Container Corporation, con sede en Chicago, y en 2005 lo hizo con Kappa Packaging, con sede en los Países Bajos y hasta entonces el fabricante más grande de Europa de embalaje de cartón y cartón ondulado, para formar Smurfit Kappa.

La carrera profesional de la empresa se consolidó con un sistema de producción integrada, el cual consiste en abastecer sus centros de producción de materias primas de sus propios bosques, que suman un total de aproximadamente 103.000 hectáreas en todo el mundo, y plantas de papel. Asimismo, Smurfit Kappa apostó por invertir en plantas de reciclaje para obtener fibra recuperada que se reutiliza en la producción de papel, lo que permite que sus productos sean «100% renovables y fabricados de manera sostenible», según la empresa, que suministra a sectores que van desde la automoción hasta la alimentación, la electrónica o el mobiliario, entre otros.

Después de 80 años, la compañía, con sede central en Dublín, cuenta con alrededor de 45.000 empleados en aproximadamente 350 centros de producción situados en 33 países, de los cuales 21 son europeos y 12 pertenecen a América. Asimismo, la marca es la única operadora a gran escala pan-regional, es decir, más allá de las fronteras, en América Latina.

La marca ingresó 8.600 millones de euros en el año 2017, frente a los 8.200 millones de 2016

La presencia de la proveedora de embalaje de papel en España se consolida con 23 plantas distribuidas en diez comunidades autónomas entre las que se encuentran la Comunitat Valenciana, Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Islas Canarias, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco. En este sentido, en 2018 la empresa recibió el reconocimiento como empresa internacional de la Cámara de Comercio de Valencia por su colaboración e inversión en esta región.

En 2017, la marca ingresó un total de 8.600 millones de euros frente a los 8.200 millones con los que cerraron el ejercicio de 2016. La compañía, con el objetivo de diferenciarse del resto de fabricantes, ofrece soluciones y servicios para las diferentes empresas analizando las exigencias del mercado. Estas suponen «adaptar los embalajes a las características de cada producto para optimizar los procesos de packaging, mejorar la eficiencia de las cadenas de suministro y distribución y que destaquen en el punto de venta», según el director de Marketing y Ventas de Smurfit Kappa, Teo Pastor.

Por otra parte, desde la empresa asocian esas cualidades a «la inversión destinada a conocimientos científicos en el diseño de herramientas tecnológicas exclusivas». Gracias a ellas, Pastor explica que «la compañía ofrece a sus clientes resultados basados en la consulta, análisis y estudio de grandes cantidades de datos por parte de especialistas experimentados», lo que permite «evaluar, de modo práctico y detallado, el impacto del embalaje en el negocio y en todas las etapas del ciclo de vida donde está presente: desde la cadena de suministro y logística hasta su llegada al consumidor final».

Para que esto sea posible, la compañía cuenta con las instalaciones del 'Experience Centre', «un espacio de innovación y mejora de soluciones de embalaje que analiza las condiciones del mismo para ajustarlas a las necesidades de cada cliente», según la empresa. El centro, que cuenta con más de 550 metros cuadrados, se inauguró el 27 de abril de 2017 y fue la primera iniciativa de este tipo en el mercado español.

La compañía lo describe como un espacio de análisis, experimentación y diseño de productos personalizados concebido para que los clientes «reciban soluciones de embalaje capaces de impactar positivamente en todos los procesos de negocio en los que éste puede tener incidencia», desde la optimización logística hasta el impacto en el punto de venta.

Más sobre Smurfit Kappa