Italia multa a Ryanair y a Wizz Air por «engañar» con el cobro de la maleta de mano

Italia multa a Ryanair y a Wizz Air por «engañar» con el cobro de la maleta de mano

La Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado les da un plazo de 60 días para que comuniquen los pasos que emprenderán

EUROPA PRESSRoma

La Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado italiana (AGCM) ha multado a las compañías aéreas de bajo coste Ryanair y Wizz Air por «engañar» al consumidor con su nueva política sobre el equipaje de mano de pago.

Así multa con tres millones de euros a la compañía irlandesa y con un millón a la húngara y les da un plazo de 60 días para que comuniquen los pasos que emprenderán, según explica en un comunicado.

El autoridad investigaba a Ryanair desde el pasado septiembre y a Wizz Air desde octubre debido a las modificaciones en sus reglas de equipaje de mano, por el que había que pagar un suplemento si se quiere transportar en la cabina. Ambas compañías aéreas permiten solo acceder al avión con un bolso pequeño que debe ser alojado bajo el asiento delantero y usan para el nuevo servicio el compartimento superior.

La autoridad italiana asegura que esto «constituye una práctica comercial incorrecta pues engaña al consumidor sobre el precio efectivo del billete, ya que no incluye en la tarifa básica un elemento esencial en el transporte aéreo como es la maleta de mano grande«.

En su resolución señala que de la instrucción se deriva que «corresponde a los hábitos de consumo de la práctica totalidad de los pasajeros viajar con una maleta de mano grande consigo» y que la maleta de mano es «un elemento esencial» en el servicio de transporte aéreo y su uso «debe ser permitido sin ningún precio adicional».

Según justifica, sobre la base de la legislación europea de transporte aéreo, los suplementos «previsibles e inevitables» deben incluirse en el precio del servicio básico presentado desde un primer momento y no pueden separarse con «sumas adicionales».

En su opinión, las compañías, con el cobro de un suplemento que van entre los 5 y los 25 euros por cada maleta, han aumentado el precio de sus billetes de un modo «no transparente», separando de la tarifa un servicio «esencial, previsible e inevitable» para casi todos los pasajeros.

«De ahí el engaño para los consumidores, ya que el precio que se pagará al final del proceso de reserva casi siempre será más alto que la tarifa presentada al comienzo del proceso«, concluye la AGCM que asegura que se ve alterado el proceso de comparación con otras compañías que sí incluyen el equipaje de mano.