Ford inicia su comité mundial entre los ajustes en Europa y la reválida electoral de Trump

La cita global servirá para exponer las líneas estratégicas de un año que agudizará el redimensionamiento que se ha iniciado en 2018

Á. MOHORTE VALENCIA.

Con prácticamente medio año de retraso frente a lo habitual, Ford Motor Company celebra desde hoy su comité mundial, con representantes de dirección y sindicatos a escala global en Detroit (EE UU). Aunque en esta cita no se entrará al detalle de las medidas de ajuste planteadas para Europa y China, especialmente, ante la caída de ventas en ambos mercados, la dirección transmitirá sus principales línea estratégicas después de un año complejo y ante uno de redimensionamiento de su producción.

Precisamente, los asistentes al encuentro, entre los que está el español Carlos Faubel, representante de UGT en Ford Almussafes, se desayunarán el primer día con el resultado de unas elecciones legislativas que se han interpretado como un plebiscito a Donald Trump. Precisamente por eso, se estima que tendrá efectos en la escalada proteccionista de la primera economía mundial. La cita, que habitualmente se celebra en primavera, se extenderá hasta el viernes.

En el caso de los ajustes que pueden afectar a Almussafes, las novedades se esperan conocer para el 15 de noviembre en la reunión del comité y la dirección europea en Colonia. También para ese día se prevé que se sepa el destino de la planta de cajas de cambios que Ford tiene en Francia y para la que sólo hay dos caminos: la venta o el cierre.

Zender cierra su filial en Almussafes al concluir su contrato en la factoría por la falta de trabajo

Mientras tanto, en Valencia, la empresa auxiliar de la automoción Zender cierra en el Polígono Juan Carlos I al expirar el contrato que tenía con Ford Almussafes después de 30 años. La razón de esta medida de la multinacional alemana, que significa el despido de sus 34 trabajadores fijos, está en que la factoría asumirá las funciones que tenía externalizadas en ella, según el responsable de UGT Carlos Faubel.

Desenganche progresivo

El 31 de diciembre es la fecha final de la relación entre las dos empresas, después de que ya en 2017 perdiera la instalación de acabados del Kuga. Concretamente, su función es la colocación de embellecedores y elementos complementarios al vehículo como los ganchos para remolque. Faubel asegura que esta situación ya estaba prevista y no se prevé que se reproduzca en otras subsidiarias.

Por su parte, CC OO expresó sus sospechas de que este servicio se realizará a partir de ahora a través de una contrata y no con personal propio de Ford, y especuló que podría ser Ilunion, una empresa cuyos trabajadores no están sujetos al convenio sectorial. Para este sindicato, Ford se encuentra en una «constante» reducción de costes y cada vez ajusta más los precios a las auxiliares.