Las empresas familiares piden a Puig que rebaje la carga en Sucesiones

Representantes empresariales y Puig, antes de la clausura de la asamblea. /Damián Torres
Representantes empresariales y Puig, antes de la clausura de la asamblea. / Damián Torres

El jefe del Consell responde a Ivefa que tratará de cumplir con su promesa electoral de elevar al 99% la exención fiscal

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

La eterna reivindicación de las empresas familiares volvió a salir a la palestra durante la Asamblea General del Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), celebrada ayer en Valencia. El presidente de la entidad, Francisco Vallejo, reclamó ayer ante el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que cumpliera la promesa electoral del PSPV de rebajar la carga del Impuesto de Sucesiones.

En concreto, Vallejo se refirió a la medida contemplada en el programa socialista de elevar la exención fiscal del 95% al 99% del valor de la sociedad a la hora de gravar las herencias y donaciones. «Nosotros queremos que se elimine totalmente, pero si no es así, al menos que se cumpla la promesa electoral de subir la bonificación al 99% y acercarnos, de ese modo, a la situación de otras comunidades como Madrid», indicó el dirigente empresarial a los medios de comunicación tras la clausura.

El representante de las empresas familiares incluyó en su discurso de clausura esta petición, ante la presencia del jefe del Consell y de los consellers de Hacienda y Economía, Vicent Soler y Rafael Climent, respectivamente.Lejos de omitir la alusión, Puig recogió el guante al final de su intervención y se comprometió a llevar esta medida en los próximos Presupuestos. O, al menos, a internarlo, teniendo en cuenta que para llevar esta modificación adelante necesitarán el apoyo de sus socios de Gobierno, Compromís y Podemos. «A mí me gusta cumplir con mis compromisos. Esperamos que en los Presupuestos del año que viene podamos hacerlo», apostilló el presidente de la Generalitat ante una multitud de empresarios.