Los empresarios prefieren otras elecciones para evitar un Gobierno con «extremistas»

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta. / r. c.
El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta. / r. c.

El presidente del círculo empresarial muestra su predilección por una coalición entre PSOE, Cs y PP que resulte de una nueva cita ante las urnas

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. Los empresarios se han convertido en el único sector económico dispuesto a defender públicamente la celebración de unas nuevas elecciones generales el próximo 10 de noviembre si, como todos los acontecimientos apuntan, fracasa la negociación entre PSOE y Podemos. Es más, apuestan por una 'gran coalición' o, al menos, el pacto entre socialistas, populares y Ciudadanos, o al menos dos de esos grupos. Ni los propios partidos políticos, ni los sindicatos ni la mayor parte de las organizaciones sociales se han mostrado hasta ahora en una postura tan proclive a la repetición de los comicios.

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, se ha mostrado partidario de volver a convocar elecciones. Sería «lo ideal», apuntó, si además los resultados que arrojasen las urnas conllevaran lo que él denomina como un Gobierno de centro, entre PSOE, PP y Ciudadanos. En su opinión, la mejor combinación pasaría por «tener una coalición de dos de estos tres, pero sin extremistas». No los nombró, pero indirectamente se refería a partidos como el de Pablo Iglesias.

En su apuesta por otras elecciones, John de Zulueta dio un paso más y mostró su satisfacción porque España aún mantenga en vigor los últimos Presupuestos aprobados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, en 2018. «No ha cambiado nada» desde las generales del 28 de abril, apuntó ayer en la presentación de 'La encuesta de los círculos'. «Los empresarios están más contentos de que no se hayan aprobado los Presupuestos de Montero y de que estamos todavía con los de Montoro».

Zulueta considera que al igual que en Alemania, en España la izquierda y derecha pueden estar juntas en una misma mesa del Consejo de ministros. «En algún momento nuestros políticos tendrán que tener la madurez de pensar en un Gobierno para todo el mundo, que ayude a la economía y que baje el paro de tres millones a uno», afirmaba.

Estas peticiones de la organización empresarial llegan en un momento en el que consideran que la economía se está quedando «obsoleta» ante la falta de reformas estructurales que se prolonga desde hace varios años, porque no se hace «nada». Consideran que «la ausencia de reformas estructurales y medidas aprobadas por el Gobierno vía real decreto ley penalizan la competitividad empresarial y de la economía», según la encuesta realizada por el Círculo de Empresarios.

Rechazan los viernes sociales

También consideran que el diseño de la política económica es «inadecuado» para abordar problemas como el «elevado» paro, la deuda y el déficit público y la sostenibilidad de las pensiones ante el reto demográfico, así como la adaptación de la educación a la transformación digital y del mercado laboral.

Tras las medidas aprobadas por el Gobierno vía real decreto ley (algunas de ellas en los conocidos como viernes sociales previos a las elecciones de abril), los empresarios perciben que el incremento de las cotizaciones y el aumento del Salario Mínimo a 900 euros penalizan la competitividad de las empresas, igual que si sale adelante la prevalencia del convenio sectorial frente al de empresa. Y anticipan que los ámbitos más afectados por estas medidas serán la competitividad de la economía, la creación de empleo y la atracción de inversión extranjera directa. En cualquier caso, y de cara a final de año, mantienen unas perspectivas positivas ya que la mayoría espera mejorar su facturación durante este ejercicio.