Los dueños de El Pozo evitan la liquidación de la azulejera Todagrés

El Grupo Corporativo Fuertes destina tres millones a la empresa cerámica castellonense para que no se vea abocada a la quiebra

R. E.

Valencia. La empresa murciana Grupo Corporativo Fuertes, propietaria de la marca de alimentación El Pozo, entre otras actividades, ha evitado la quiebra de la azulejera castellonense Todagrés. La compañía ha ampliado en tres millones de euros un préstamo participativo para evitar que la firma entre en causa de liquidación. Fuertes adquirió la azulejera en 2013, convirtiéndose en único accionista y logrando sanear sus cuentas en 2016 a base de aportaciones de hasta 43 millones de euros. Sin embargo, los reveses del mercado han hecho que vuelva a enfrentar dificultades y cerrada 2018 con unas pérdidas de 2,97 millones, un 158% más que un año antes.

El sector de la cerámica en Castellón está viviendo una reorganización en los últimos meses con una serie de compras que han permitido generar nuevos actores y reforzar algunos de los existentes. A la reciente compra de la castellonense Íbero por parte del grupo británico Victoria PLC (dueño ya de Saloni y Keraben tras su incursión en el sector hace sólo dos años), se suma la última operación de Pamesa, que ha adquirido la firma Keramex, tras comprar los activos de Tau.

Sin embargo, cuando unos compran es porque otros venden y actualmente hay distintos propietarios abiertos a vender, después de que el sector ha recortado su crecimiento a la mitad, hasta el 2% en 2018 con una facturación de 3.600 millones, frente a los incrementos anuales del 5% de ejercicios anteriores. Por otro lado, la nueva política arancelaria en Reino Unido podría imponer un 5% extra a las exportaciones de cerámica a este mercado, el tercer destino de las baldosas españolas, según indica la patronal del sector.

La evolución de las ventas exteriores a lo largo de 2018 ha sido más modesta. Inquieta, sobre todo, que destinos importantes siguen desacelerándose o cerrados, como Arabia Saudí, donde las ventas se desplomaron un 32,9% en 2018, o Argelia, que en 2017 pasó de ser el quinto mercado mundial a imponer cuotas que redujeron los envíos de baldosas de 123,41 a 53,93 millones en un año. Además, el gobierno argelino prepara aranceles de hasta el 200%.