El dueño de Pinchos Jovi y proveedor de pollos frescos de Mercadona vende sus empresas

El dueño de Pinchos Jovi y proveedor de pollos frescos de Mercadona vende sus empresas

Ambas operaciones garantizan la continuidad de todos los puestos de trabajo y de las inversiones previstas

EFEValencia

El Grupo Aldebarán Projects, propietario de Avinatur, Pinchos Jovi y Delibreads, ha acordado la venta de estas empresas a Alfonso Serrano, en el caso de las dos primeras, y a Álvaro Otero la tercera.

Ambas operaciones garantizan la continuidad de todos los puestos de trabajo y de las inversiones previstas, así como los acuerdos existentes con los más de 200 granjeros proveedores, ha informado el grupo en un comunicado.

El acuerdo con Alfonso Serrano garantiza la continuidad de los empleos y de las inversiones previstas.

Por su parte, Álvaro Otero adquiere Delibreads con el objetivo de impulsar su internacionalización y consolidar su negocio.

Los acuerdos alcanzados, supeditados a la aprobación final por las autoridades de Competencia, son satisfactorios para todas las partes, que colaborarán "en una transición ágil y eficiente", y de los que ya se ha informado a las respectivas plantillas.

Avinatur, interproveedor de pollo fresco de Mercadona, es una compañía avícola fundada en 2013, con instalaciones en Granada, donde da empleo a más de 700 personas (entre empleo directo e indirecto) y colabora con más de 200 explotaciones ganaderas de Andalucía.

Con una capacidad productiva de más de 33 millones de pollos vivos al año y de unas 66.000 toneladas de carne fresca de pollo blanco, en 2016 Avinatur alcanzó una facturación de 175 millones de euros.

Pinchos Jovi, creada en 1974, tiene su sede en la Pobla de Vallbona (Valencia) y es interproveedor de elaborados de carne de cerdo y pollo de Mercadona. Con una plantilla de 200 personas, en 2016 facturó 98 millones de euros y produjo más de 16.500 toneladas de producto, entre empanados, marinados, flautas, pinchos y brochetas.

Delibreads, fundada en 2010 en la localidad valenciana de Llíria, fabrica tortillas de tipo mexicano y panes especiales y comercializa sus productos tanto para el canal "foodservice" como para el de la distribución, con una actividad exportadora por la que tiene presencia comercial en más de 20 países.

Esta compañía cerró 2016 con una plantilla de 20 trabajadores y una facturación de 12 millones de euros.