El Consell frena el decreto que hace peligrar la cementera de Sagunto

El Consell frena el decreto que hace peligrar la cementera de Sagunto

El pleno aparca a última hora la declaración de paraje natural que reclama Compromís porque Medio Ambiente tiene «dudas jurídicas»

INÉS HERRERO VALENCIA.

El decreto del Consell para declarar paraje natural municipal la montaña de Romeu de Sagunto, y prohibir así la realización de actividades mineras en superficie como la cantera a la que supedita su continuidad la cementera de Lafarge, acabó ayer aparcado en un cajón. Por segunda semana consecutiva, el Gobierno valenciano frenó la iniciativa impulsada desde Compromís y que, según la empresa, «pone en peligro» la continuidad de una planta que genera 200 empleos directos y 450 indirectos.

Mientras los trabajadores de Lafarge protestaban en las inmediaciones del Palau de la Generalitat para evitar el cierre de la instalación y mantener sus empleos, en la reunión de ayer del pleno del Consell -atípica por la ausencia de todas las conselleras, que ejercieron su derecho a la huelga- se optó por posponer la aprobación de ese decreto.

Según la explicación oficial facilitada a LAS PROVINCIAS, ese tema finalmente no se trató en la reunión porque no entró ninguno de los asuntos relativos a la Conselleria de Medio Ambiente que dirige Elena Cebrián, nombrada por Compromís.

Según Climent superó todos los informes pero Cebrián, fichada por su partido, plantea reparos

Desde su departamento lo achacaron, por un lado, a la ausencia de Cebrián en la sesión por la huelga con motivo del Día de la Mujer y, por otro, a que «el expediente no está completo» y «hasta que no tiene todos los informes, el tema no entra al pleno». Sin querer precisar qué faltaba, se insistió en que «entra dentro de lo normal» dejar asuntos pendientes para futuros plenos.

Se da la circunstancia, no obstante, de que el decreto para proteger esa montaña al que se oponen desde la cementera había superado el 'consellet' de la víspera, con toda la documentación preparada para someterla a la aprobación del pleno.

De hecho, el conseller de Economía, Rafael Climent, aseguró el miércoles en Sagunto que «la declaración ya ha pasado todos y cada uno de los informes que ha trabajado Medio Ambiente y, por lo tanto, también puede pasar por el Consell y puede aprobarse de manera inminente para proteger esa sierra», en la visita que realizó a ese paraje junto al alcalde de Sagunto, Quico Fernández, y otros compañeros de Compromís.

Una semana antes, el tema se había frenado en el filtro previo al pleno porque altos cargos socialistas señalaron que la Abogacía General de la Generalitat había instado a estudiar una posible responsabilidad patrimonial que dé pie a reclamaciones por parte de la empresa, al tener una concesión minera vigente.

Como Medio Ambiente informó después de que el Ayuntamiento de Sagunto había aclarado que la protección solicitada afecta a una zona donde Lafarge carece de autorización de uso, y por tanto descartabacualquier responsabilidad, los altos cargos reunidos en el 'consellet' del pasado jueves dieron por buenas esas explicaciones y acordaron elevar el asunto al pleno del Consell.

¿Y por qué no se aprobó? Al parecer, fue una decisión motivada «por la duda jurídica que ha manifestado Medio Ambiente» sobre esa operación, según señaló CC OO en un comunicado. Fuentes de toda solvencia confirman a este periódico que los recelos de Cebrián hicieron que los socios del Botánico, que sí abordaron este tema, a última hora decidieran frenarlo, ante la división de opiniones dentro de Compromís.

«Son todo excusas»

Para el alcalde de Sagunto, «es una decisión absolutamente cobarde» y «hasta ahora son todo excusas» para no proteger una montaña que es propiedad del municipio. «No aprobarlo es someterse a los intereses particulares de una empresa, frente a los de una ciudad o a cumplir el programa del Botànic», recalca molesto, y advierte de que «si no rectifican y aprueban el decreto, la consellera de Medio Ambiente -nombrada por su partido- debería dimitir».

Más