El clima electoral bloquea inversiones

Diversos inversores internacionales y responsables de fondos aplazan hasta después del 28-A las posibilidades de entrar en el accionariado o adquirir empresas valencianas. Tras la moción de censura, las posteriores dificultades para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado que han terminado con el anuncio en febrero de la convocatoria de elecciones, han dejado la inversión en 2018 que ya se ha reducido un 18,25% hasta los 965,2 millones.