La clave para la supervivencia: la profesionalización

Son pocas las empresas familiares que pasan de la tercera generación, por lo que aquellas que logran alcanzar la cuarta generación se consideran una 'rara avis'. Sin embargo, haberlas, las hay. Es el caso de la valenciana Guillén Group. Pero, ¿dónde está la clave de esa supervivencia empresarial intergeneracional? Según el director general de la compañía, José Luis Guillén, la respuesta está en la profesionalización. «Aunque sea una empresa familiar, no deja de ser una empresa y tiene que funcionar como toca», indica el dirigente, quien añade que «cada uno tiene que saber cuál es su papel dentro de la empresa». En ese sentido, Guillén destaca la importancia de la preparación y de la formación, así como la necesidad de establecer criterios meramente profesionales a la hora de ejercer las responsabilidades.