Boeing pierde 711 millones por la crisis del B-737 MAX, al caer un 35% su negocio

Varios aviones del modelo B-737 MAX estacionados en instalaciones de Boeing en Washington. /EFE
Varios aviones del modelo B-737 MAX estacionados en instalaciones de Boeing en Washington. / EFE

El gigante aeronáutico estadounidense estima por ahora un impacto global negativo de 4.395 millones de euros si esos aviones vuelven a volar antes de finales de año

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La crisis por los problemas del B-737 MAX, cuya flota de aviones está paralizada 'sine die' desde mediados de marzo tras sufrir varios accidentes mortales en diferentes países, ha dado ya el primer gran mordisco a la cuenta de resultados de Boeing. El gigante aeronáutico sufrió de abril a junio las mayores pérdidas trimestrales de su historia, con 2.940 millones de dólares (2.639 millones de euros) –frente a los 2.190 millones ganados hace un año– tras una caída del 35% en su facturación hasta quedar en 15.750 millones de dólares (14.136 millones de euros).

El alcance negativo del fiasco de los B-737 puede ir a más pues la multinacional estadounidense estima que el impacto total llegará a los 4.900 millones de dólares (4.395 millones de euros) -con un flujo negativo en caja de 600 millones–, a los que habría que añadir otros 2.700 millones por retrasos en la producción arrastrados desde enero. Y eso contando con que ese tipo de aparatos puedan volar en las aerolíneas comerciales a final de año.

Hablamos del producto estrella del mayor grupo empresarial exportador de EE UU, pues representa un tercio de sus ventas. Su fabricación no se ha detenido en este tiempo, aunque sí ralentizado hasta ensamblar unas 42 unidades mensuales. No precisa michas más para cubrir los encargos pendientes, pues en el segundo trimestre no recibió un solo pedido de esa clase de aviones, si bien solo dos compañías han anulado por ahora sus contratos.

Parar la producción

No obstante, Boeing contempla incluso llegar a parar «temporalmente» su producción si las perspectivas no mejoran (para 2020 hay previstas 57 entregas). Dependerá de si se mantiene la prohibición de varias autoridades regulatorias, como la estadounidense FAA, que esperaba se levantara antes de concluir 2019.

En elprimer semestre, Boeing perdió 793 millones de dólares (711 millones de euros) y su cifra de negocio bajó un 19%. Los ingresos por aviones comerciales bajaron un 38% (16.544 millones de dólares), al desplomarse un 66% desde abril, mientras sus entregas (90 aviones) descendieron un 54%. Por el contrario, sus ventas en el área de defensa, espacio y seguridad crecieron un 5% hasta alcanzar 13.223 millones de dólares.